Alternativas al fotógrafo de bodas: Soluciones para ahorrar

Algunas parejas prefieren ahorrar un poco en las fotografías de la boda y dedicar ese presupuesto en otra cosa. Te contamos algunas alternativas para ahorrar en el fotógrafo de boda.

por , il

    Alternativas al fotógrafo de bodas: Soluciones para ahorrar

    Es cierto que el álbum de bodas es un recuerdo único y especial, pero no tiene por qué ser una losa en el presupuesto de vuestra boda. Aproximadamente, las parejas medias pueden llegar a gastar entre 1500 y 2000 euros en el fotógrafo de boda, incluso el presupuesto puede ser mucho mayor en el caso de fotógrafos artísticos. Para algunas parejas contratar un fotógrafo puede ser un esencial en su boda, pero para otras es posible que no sea algo tan importante o el presupuesto no les alcance, aunque tampoco quieran renunciar a las fotografías que se convertirán en el recuerdo de su enlace. Si estáis en esta situación, tranquilos, porque os proponemos algunas soluciones para ahorrar y encontrar alternativas al fotógrafo de bodas. ¡Tomad nota!

    1. Cámaras deshechables para los invitados

    Muchos novios deciden regalar a los invitados de boda cámaras deshechables para que se diviertan tomando fotos. Incluso aunque cuenten con un fotógrafo de bodas, deciden hacerlo porque permite ofrecer las diferentes perspectivas de los invitados y aportar esos momentos que no siempre los novios ven. Conseguiréis fotos divertidas y auténticas de vuestra boda.

    Si optáis por esta opción, es bueno combinarla con otra de las propuestas que te contaremos a continuación, para que los invitados no se sientan abrumados con el peso de vuestras fotografías. Además, durante la ceremonia siempre necesitaréis a alguien que pueda ocupar el lugar del fotógrafo y haceros fotos de frente. Si no pensáis en ello, corréis el riesgo de que todas las fotos salgáis de espaldas.

    2. Pagarle el curso de fotografía a un amigo

    Tal vez tengáis algún amigo o prima que adore la fotografía y tenga talento, ya cuente con su propia cámara pero le falte un poco de técnica. En vez de gastaros un dineral en un fotógrafo profesional, pagarle un curso básico de fotografía o fotografía de retrato a cambio de que se ocupe de hacer las fotos de vuestra boda. ¡Seguro que acepta!

    3. Hacer vuestras fotos tú misma

    ¿Por qué no? Si eres buena con las fotografías y tienes buen equipo fotográfico, puedes preparar vuestras fotos con un pie y el temporizador de la cámara. Desde luego, esta es la mejor manera de conseguir las fotos que quieres para tu boda.

    4. Utilizar una app para compartir fotos

    Existen muchas apps gratuitas con las que tus invitados pueden compartir todas las fotos de la boda. Anunciárselo a los invitados con antelación, incluso en la invitación de bodas, para que vayan preparados con sus móviles para haceros infinidad de fotos.

    5. Contratar un estudiante de fotografía

    Muchos estudiantes de fotografía están deseando que se les dé una oportunidad y tienen mucho talento. Su coste es considerablemente menor que el de un fotógrafo profesional y podéis conseguir un álbum de foto más increíble de lo que pensáis. Tal vez su inexperiencia os obligue a permanecer un poco más de tiempo mirando a la cámara, pero os ahorraréis mucho dinero. Antes de contratarlo, pedidle que os enseñe su trabajo, fijaros sobre todo en las fotografías de retratos en interior y exterior, para aseguraros que sus fotografías os gusta y que puede hacer un buen trabajo con las fotos de vuestra boda.

    6. Optar por el álbun digital

    Una opción para ahorrar tanto si contratáis un fotógrafo profesional como si preferís alguna de estas alternativas, es optar por el álbum de fotos digital y no imprimir un álbum físico. Además de aportar un granito al medio ambiente, os ahorraréis mucho dinero, pues uno de los costos que más suben en el precio final del fotógrafo es el álbum.

    También te puede interesar: Elegir wedding planner: Consejos para escoger organizador de bodas y Gastos de la boda: Costes ocultos que debes considerar.