Cómo afrontar los ataques de pánico antes del matrimonio

Muchas novias se ven superadas con la organización de su boda y, como consecuencia, sufren crisis de estrés o ataques de pánico. Hoy te queremos dar unas pautas sobre cómo afrontar los ataques de pánico antes del matrimonio.

por , il

    Cómo afrontar los ataques de pánico antes del matrimonio

    Organizar una boda es, en ocasiones, una situación de crisis para las novias, cuando se acerca el día del enlace, las dudas se apoderan de muchas de ellas que se ven superadas por el estrés al que están sometidas durante todo el proceso de preparación de la boda. Si te encuentras en una situación de pánico preboda, tranquila, se trata de una reacción más habitual de lo que crees, lo importante es reconocer el problema. Te ofrecemos algunas orientaciones que te ayudarán a afrontar los ataques de pánico antes del matrimonio.

    Ataques de pánico: Motivos más habituales

    • Control total: Muchas mujeres sueñan con una boda de cuento desde pequeñas y llegan a idealizar la idea del matrimonio. Cuando comienzan los preparativos de la boda se obsesionan con los detalles y quieren que todo sea perfecto. El estrés de la organización de la boda y el hecho de enfrentarse sola a tanto trabajo pueden derivar en episodios de ansiedad en las novias. En Ella Hoy tenemos la solución, ¿no crees que es un buen momento para contratar a un wedding planner? te olvidarás por completo del estrés de los preparativos y tu cuerpo lo agradecerá.
    • Planificación: El miedo a olvidar algo importante de los preparativos o a no tenerlo todo controlado es uno de las causas más frecuentes de los ataques de pánico. Son muchos elementos a tener en cuenta: banquete, invitados, vestidos, invitaciones, detalles para invitados… la lista es interminable y es normal entrar en pánico al verla. Lo principal en este caso es una buena organización, ¿sabes que en Internet hay empresas que te ayudan a organizar tu boda? Es una opción muy recomendable porque no solo te ayudarán con la organización sino que podrás hablar con novias en tu misma situación y no te sentirás tan perdida.
    • Dudas sobre la boda: También es habitual, no sufras, lo mejor que puedes hacer es relajarte y reflexionar acerca de las razones que te han llevado a casarte, recuerda tu pedida de mano, la ilusión con la que decidisteis casaros y embarcaros en esta aventura juntos, a veces en momentos de estrés y ansiedad no hay nada como relajarse y recordar qué os llevo a dar el paso: vuestro amor. ¿Por qué no pruebas a darle la vuelta a la situación? Haz que los preparativos de la boda os unan más y no al contrario. Una buena manera de implicar a tu pareja es acudir juntos a una feria de bodas, pasaréis el día juntos y saldréis de allí con un montón de ideas que te harán más llevaderos los preparativos.
    adult 1867547 1920 48x48

    Todos estos motivos hacen que estés más irascible, tengas cambios de humor, sientas ganas de llorar, harán hasta que te cuestiones si deberías casarte, y ¿quién es uno de los damnificados de nuestros nervios? ¡Exacto, el novio! Para ellos los preparativos quizá no tengan la misma importancia que para nosotros o no les preocupa que algo no sea totalmente perfecto. En ocasiones, volcamos toda nuestra ira hacia ellos y son el blanco de nuestros ataques de pánico. Déjale participar en la organización, habla con él, cuéntale tus preocupaciones. Si quieres ir más allá y “compensarle” por aguantar tus nervios, haz que se sienta especial el día de la boda, prepárale alguna sorpresa, hazle sentir que también es el protagonista de ese día.

    Iniciar tu vida marital con las bases perfectamente asentadas es esencial para evitar una crisis de pareja aún mayor. Llegado el momento te invitamos a descubrir cuáles son las señales inequívocas de que algo va mal entre vosotros.

    ¿Tienes ataques de pánico? [TEST]

    Pregunta 1 de 10

    ¿Alguna vez has experimentado un miedo repentino, aparentemente inexplicable?