Cómo elegir a los testigos de boda

Los testigos de boda son fundamentales para vuestro enlace, por ello es importante tomarse el tiempo necesario para elegirlos adecuadamente.

por , il - Última actualización

    Cómo elegir a los testigos de boda

    Sin los testigos de boda el matrimonio no queda oficialmente celebrado, por lo que son indispensables y necesarios para que vuestro enlace se lleve a cabo exitosamente. Aunque existen el número y el tipo de testigos de boda difieren si es una boda civil o religiosa, es importante que la decisión sobre quiénes serán los testigos sea meditada y acertada. Te ofrecemos unos buenos consejos sobre cómo elegir a los testigos de boda. ¡Toma nota!

    Personas cercanas a la pareja

    Deberéis contar con ellos en varias ocasiones, no sólo en la ceremonia, aunque depende de si serán testigos pre-trámites o ceremoniales, los cuales no tienen por qué ser los mismos. Sea como sea, es importante que los testigos de boda os conozcan bien y puedan atestiguar el amor que os profesáis. Además, los testigos de ceremonia suelen poder ser también familiares además de amigos, por lo que contad con esos primos especiales o esas amigas de toda la vida. ¡No os fallarán!

    Pueden ser un apoyo en la organización de la boda

    Aunque no es su obligación, si elegís testigos de confianza que os respeten y se alegren por vuestro enlace, probablemente serán también un gran apoyo durante la organización de la boda. Tal vez os ayuden a mandar las invitaciones de boda o a acudir a la floristería el día de la boda. Además, los testigos de bodas religiosas suelen implicarse mucho más el día de la ceremonia, leyendo algún discurso en la iglesia u ofreciendo alguna sorpresa a los novios.

    La decisión debe ser de ambos

    Los testigos de boda deben ser personas con las que ambos contrayentes se sientan a gusto, por lo que es importante elegirlos en pareja, consensuando qué personas os apetece que atestigüen vuestro matrimonio. Sed sinceros y si hay alguna persona en que no confiáis o no queráis que forme parte de vuestra boda de esa manera, contároslo para evitar problemas más adelante.

    Elegid a una persona confiable

    Esto es muy importante. Tal vez tienes un primo al que adoras pero es una persona impredecible y poco responsable. ¿Estás segura de que se responsabilizará como debe de sus funciones? Aunque el trabajo de un testigo de boda no sea excesivo, lo cierto es que deben acudir al Registro Civil o a la Iglesia si son testigos pre-trámites y deben estar durante toda la ceremonia, dure lo que dure. Además, deberá ser una persona que acate las reglas de protocolo. Si tu primo acude a las bodas con pantalón corto, tal vez no sea la mejor elección como testigo.

    En las bodas religiosas ¿debe estar bautizado?

    Si os vais a casar en una ceremonia católica, debes saber que no es necesario que los testigos sean también católicos. Pueden ser de otra religión o no profesar ninguna religión. Sin embargo, este es un aspecto que deberéis tener en cuenta a la hora de elegir a vuestros testigos. Si la persona que elegís profesa una religión diferente de forma conservadora o es completamente atea, es posible que no se sienta a gusto con el proceso. Lo ideal es que tengáis en cuenta estos aspectos y en este tipo de casos hablar con la persona que elegís como testigo abiertamente para que no se sienta comprometida.

    No os dejéis llevar por las presiones

    Suele ser muy habitual que los familiares directos como padres y suegros quieran influir sobre vuestra decisión a la hora de elegir a los testigos de boda. Aunque es importante que escuchéis su opinión, sobre todo si tenéis dudas, vuestra decisión final debería ser consensuada sólo entre vosotros dos. Seguid vuestro corazón y no os dejéis influenciar por nadie.

    También te puede interesar: Testigos de boda: Cuántos deben ser y Caminar hacia el altar: Pensamientos comunes de la novia

    Viajes y vacaciones