Dejar que tus damas elijan su propio look: Sí o no

Descubre los pros y los contras de dejar que las damas de honor elijan el look que lucirán el día de la boda.

por , il

    Dejar que tus damas elijan su propio look: Sí o no

    ¿Estarías dispuesta a dejar que tus damas elijan su propio look? Tener damas de honor es una de las tradiciones que siguen más vigentes, siendo una oportunidad recíproca para la novia y sus damas de honor de demostrarse el cariño y la amistad que las une.

    La novia elige a las damas del cortejo nupcial, ¿y el estilismo de las damas de honor? Aunque la novia tiene la última palabra a la hora de dar el visto bueno al vestido y complementos de las damas de honor, dejar que ellas elijan su propio look también tiene algunas ventajas a tener en cuenta, como ayudarlas a ahorrar en los gastos de su estilismo.

    Tanto en un caso como en otro, es importante que la novia hable con sus damas y tenga en cuenta su opinión. La mejor manera de evitar discusiones es dejar claro de antemano los gustos de la novia y las reglas básicas sobre el estilismo de las damas (vestido largo o corto, pelo suelto o recogido…).

    ¿Quién elige el vestido de las damas de honor?

    Siendo fieles al protocolo, será la novia la que elija el vestido de las damas, color incluido, así como los complementos y el peinado. Una razón de peso es evitar que cada dama vista como quiera. Si quieres uniformidad, es mejor que sea la novia la que elija los vestidos.

    Otra opción es implicar a las damas de honor en el estilismo que lucirán y que puedan escoger el vestido o el color, siempre y cuando no rompa la armonía o no sea acorde con el estilo de la boda y, en concreto, con el estilo del vestido de la novia.

    Aunque lo aconsejable es elegir el mismo vestido para las damas, hay que tener en cuenta el perfil de cada una de ellas (color de pelo, tonalidad de la piel, altura…) para que el look del cortejo nupcial resulte más favorecedor.

    ¿Damas de honor iguales o diferentes?

    Las damas de honor aportan un extra de elegancia a las bodas. Una tradición que también se reiventan para atender los gustos de las novias más modernas. Elegir el mismo modelo para todas las damas es una alternativa que cada vez más comparte protagonismo con los vestidos de diseños diferentes e, incluso distintos colores, o con vestidos de dos piezas.

    También te puede interesar: Protocolo para damas de honor: Guía completa y descubre las damas de honor de alquiler: todo sobre la nueva tendencia.