Navidad 2016

Derechos en el trabajo cuando te casas

Derechos en el trabajo cuando te casas

¿De cuántos días puedo disfrutar de permiso por boda?, ¿puedo unirlos a los días de vacaciones? Como trabajador, estos son tus derechos cuando te casas.

por en Bodas, Organizar Boda, consejos boda
    Derechos en el trabajo cuando te casas

    ¿Cuántos días de permiso me corresponden por boda?, ¿a partir de qué día empieza a contar el permiso?, ¿cómo solicitarlo? Entre los muchos detalles a tener en cuenta a la hora de organizar la boda, también hay que prestar atención a un aspecto fundamental y es contar con días de permiso en el trabajo para poder disfrutar de la luna miel o del inicio de esta nueva vida en común. Entre los derechos del trabajador se incluye el permiso remunerado de vacaciones por boda (tanto civil como religiosa), de 15 días de duración, tal y como recoge el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. Si el sector en el que trabajamos cuenta con convenio colectivo, habrá que consultar cuántos días se recogen, ya que en algunos casos pueden variar.

    Días de permiso que empiezan a contar desde el primer día laboral después de la boda. Es decir, si la ceremonia se celebra en domingo, no laborable, el permiso empieza a contar a partir del lunes. Si, por el contrario, se celebra en día laboral, empieza a contar desde ese mismo día. También conviene informar a la empresa con un mínimo de dos meses de antelación de la fecha de la boda y de los días de permiso para que tenga tiempo suficiente de organizar o buscar un sustituto para el puesto durante estas dos semanas.

    Aunque el permiso por boda, como normal general, se concede para disfrutar del viaje de la luna de miel, siempre existe la posibilidad de negociar con la empresa la posibilidad de reservarlos para otro momento. En el caso de necesitar días para los preparativos de la boda, el trabajador también puede negociar descontarlos de los días de permiso.

    Al igual que con otros aspectos -como el reservar días para más adelante o el tomarse unos días previos a la boda-, si queremos juntar los días de permiso con las vacaciones -por ejemplo, para realizar un viaje de luna de miel al extranjero-, habrá que negociarlo con la empresa, sobre todo a efectos de organización. Si el calendario de vacaciones de la empresa se fijó con anterioridad a que comunicáramos la fecha del enlace, y ambas coinciden, entonces se pierde el permiso, al igual que en el caso de los trabajadores que en ese momento se encuentren de baja por enfermedad o permiso por situación de incapacidad temporal.

    El derecho al permiso por boda no se pierde en caso de segundas nupcias, salvo que la empresa detecte alguna situación sospechosa, como el solicitarlo dos veces en un año.

    También te puede interesar: Cómo organizar una boda sin olvidarse de nada y descubre cómo organizar tu boda por Internet.

    550

    ESCRITO POR PUBLICADO EN BodasOrganizar Bodaconsejos boda

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares