Las bodas de famosos más raras de la historia

Hay bodas de famosos que se han ganado a pulso un sitio en la historia de las más raras.

por , il

    Las bodas de famosos más raras de la historia

    Detrás de cada boda hay una historia, y no solo la que ha unido a la feliz pareja, sino la de historia la celebración en sí. Hay bodas que serán recordadas por su lujo, elegancia o sofisticación o por haber unido a la pareja del momento. Otras, en cambio, lo harán como las bodas más raras de la historia, y si nos permitimos la licencia, excéntricas en algunos casos. Y como prueba de que la imaginación no tiene límites a la hora de casarse, vamos a repasar algunas de las bodas de famosos que se han ganado a pulso el título.

    Carmen Electra y Dennis Rodman

    ¿Tendrá el amor fecha de caducidad? Esta peculiar pareja parece que descubrió pronto que lo suyo era de todo menos amor. Apenas 9 días duró la unión entre Dennis Rodman y Carmen Electra. De hecho, el público no había terminado de asimilar el modelito del novio cuando se vio sorprendido por la ruptura. Por si no lo recuerdan, Rodman quiso robar todo el protagonismo a Carmen Electra luciendo un vestido de novia con velo incluido. ¿Sería el motivo de la fulminante ruptura?

    John Lennon y Yoko Ono

    Si rebuscamos en el baúl de la historia, musical en este caso, nos topamos con una boda de por sí diferente, y que unió en 1969 a dos de las parejas más conocidas, John Lennon y Yoko Ono. Se casaron en Gibraltar.

    Pamela Anderson y Kid Rock

    Sería por aquello de que la fama de Los Vigilantes de la Playa la encontró en biquini. Pamela Anderson elegió precisamente eso, un minúsculo bikini (eso sí, de color blanco) para casarse con Kid Rock en el verano del año 2007 a bordo de un yate. El novio también decidió ser original en su vestimenta, portando un sombrero negro y unos vaqueros. No duró demasiado la travesía nupcial, unos 4 meses.

    Ashlee Simpson y Pete Wentz

    Esta pareja puso tanto empeño en organizar la boda más rara de la historia que quizá se olvidó de lo fundamental, el amor. Sí, tampoco esta historia tuvo final feliz, aunque no parece muy buen presagio casarse rodeado de 10.000 rosas negras. Sí, has leído bien, y no es todo, porque una cosa es llevarse a la mascota a tu boda y otra que tenga que llevar las alianzas en una boda oficiada por el padre de la novia.

    Miranda Lambert y Blake Shelton

    El problema es que cuando uno es famoso es complicado superarse, pero todo es posible. La boda de la pareja formada por los cantantes Miranda Lambert y Blake Shelton será recordada por incluir en el banquete carne de venado cazado por la novia. Por cierto, la novia eligió para este gran día el vestido de su madre y unas botas vaqueras de complemento. La pareja se separó en 2015.

    Victoria y David Beckham

    Los Beckham, por supuesto, no podían faltar en esta particular lista, con una boda en la que decidieron derrochar imaginación, y dinero, para casarse como auténticos reyes. Y lo hicieron en el verano de 1999, en un castillo de 560 hectáreas en Dublín (Irlanda). Tronos de oro para la recepción y un vestido con corona de diamantes y oro de 18 quilates para la novia.

    Kendra Wilkinson y Hank Baskett

    ¿Te imaginas casándote en casa de tu ex? Kendra Wilkinson, estrella de realities, lo hizo, cuando se casó con el futbolista Hank Baskett. La que fuera residente en la Mansión Playboy y una de las tres novias del entonces propietario y fundador de Playboy, Hugh Hefner, no dudó en aceptar la invitación de casarse en la conocida mansión. Por supuesto, a la boda no faltó Hefner con sus novias.

    Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick

    Lo que hizo que en su día la boda fuera considerada como rara fue el vestido elegido por la novia, de negro. Quién le iba a decir que la audaz decisión, de la que ha asegurado arrepentirse años después, acabaría siendo fuente de inspiración para grandes diseñadores de la moda nupcial. Sin embargo, en 1997, los cánones de la moda eran otros.

    También te puede interesar: Las peores pedidas de mano de la historia y descubre las peores bodas de las famosas: Errores de estilo para olvidar.