Luna de miel en Nueva Zelanda: Mejores destinos

¿Quieres un viaje de novios exótico con paisajes inolvidables? Te proponemos una luna de miel en Nueva Zelanda. ¡Conoce sus destinos!

por , il

    Luna de miel en Nueva Zelanda

    Si quieres que tu viaje de novios sea algo único e inolvidable para vosotros te proponemos que celebres tu luna de miel en Nueva Zelanda. “La tierra de la gran nube blanca”, Aotearoa en maorí, es uno de los países más felices del mundo y uno de los destinos preferidos por los novios por sus espectaculares y diversos paisajes: montañas, fiordos, lagos, volcanes, bosques, y, por supuesto, playas paradisíacas. Un país lleno de tradición y antiguas leyendas (purakau), asistid a una tradicional ceremonia Powhiri de bienvenida, un ritual lleno de tradición en el que los maoríes os dan la bienvenida y os admiten en su tribu, una experiencia fascinante de intercambio de culturas que no os podéis perder. Si quieres pasar tu luna de miel en este impresionante país te mostramos los mejores destinos que debéis visitar.

    Cuevas de Waitomo

    Las Cuevas de Waitomo son cuevas de roca calcárea que forman grutas con estalagmitas, estalactitas y numerosas formaciones calcáreas, pero lo que las convierte en algo particular y visitado por miles de turistas es la concentración en sus paredes del mosquito glowworm. Es un tipo de insecto de larva que brilla en la oscuridad a través de la bioluminiscencia, algo parecido a las luciérnagas. La cueva tiene 3 niveles, en el tercero, llamado “la catedral”, descubriréis el efecto que producen los glowworm en la caverna, un espectáculo que debéis ver y que es igual de mágico que las auroras boreales.

    Reserva termal de Waimangu

    En el valle volcánico de Waimangu se encuentra esta reserva termal que significa “agua negra”. Esta zona fue creada tras la erupción del volcán Tarawera, la superficie está siempre cubierta de una nube de vapor ya que muchas de estas formaciones alcanzan los 55 º, todo el valle está rodeado de estos “lagos que hierven”. Desde el valle de Waimangu podéis hacer numerosas excursiones por este paraje natural, una de las más solicitadas es la subida al Inferno Crater, un imponente cráter de color turquesa cubierto de vapor.

    Parque Nacional Abel Tasman

    Es el Parque Nacional más pequeño de Nueva Zelanda, pero una de las atracciones más visitadas de la isla sur. Se trata de un frondoso bosque nativo en regeneración junto a unas playas de ensueño. La flora y fauna nativa son parte del paisaje y uno de los principales atractivos: mieleros maoríes, alcatraces, pingüinos azules, cormoranes… En este parque podréis hacer actividades acuáticas como el kayak o el paddle surf y senderismo, de hecho, el sendero costero de Abel Tasman es considerado uno de los “Greats Walks” de Nueva Zelanda. Es un recorrido espectacular que podrás realizar en varios días a través de bosques, cabos, playas paradisíacas… una auténtica maravilla de la naturaleza y un destino que no te puedes perder en tu viaje de novios.

    Paseo por la aldea hobbit de Hobbiton

    Si sois fans de El señor de los anillos o de El Hobbit, esta es un destino que no podéis dejar de visitar. Podéis llegar a esta aldea hobitt, creada para la película del señor de los anillos, desde el pequeño pueblo de Matamata, a uno 2 horas de Auckland. Aunque no seáis seguidores de la saga es una visita con mucho encanto y que os hará disfrutar: casas hobbits en distintos niveles, cuidados jardines, chimeneas encendidas, utensilios, ropa tendida… todo hace pensar que los hobbits acaban de salir y están por los alrededores observándonos. Podréis sentiros como auténticos hobbits degustando una auténtica cerveza hobbit en The Green Dragon.

    Rocas esféricas de Moeraki en Nueva Zelanda

    Estas enormes rocas se encuentran en la playa de Koekohe en Moeraki, algunas se encuentran enteras, otras tienen un diseño extraño, otras están desintegradas en la arena… su aspecto es un tanto misterioso, parecen huevos de dinosaurio o de dragón y, según cuentan las leyendas maoríes, sus ancestros viajaron en una gran canoa, Araiteuru, para encontrar Pounamu. La canoa, víctima de una tormenta, naufragó y se hundió. Según la leyenda el casco de la canoa se convirtió en arrecife, llegando a convertirse en las rocas esféricas. Es el mayor atractivo turístico de la isla y forman parte de la reserva natural. Según la ciencia, es un fenómeno natural a base de concentraciones cálcicas formadas hace más de 65 millones de años, aunque a nosotras nos gusta más la idea de que son piedras sagradas provenientes de Araiteuru.

    Estrecho de Milforsound

    Este espectacular estrecho, conocido como Piopiotahi, fue esculpido por glaciares en la Edad del hielo. Una opción muy romántica y tranquila para descubrirlo es con un paseo en barco por el fiordo, numerosos barcos salen cada día desde su pequeño puerto. Es un paseo espectacular, los acantilados se elevan desde las aguas y sobre ellas caen numerosas cascadas con caídas de hasta 1000 metros. Este fiordo es de lo más visitado y la joya del Parque Nacional de Fiorland

    Cathedral Cove

    Este es uno de los lugares más espectaculares del país, ideal para las parejas que se encuentran de luna de miel en Nueva Zelanda. Cathedral Cove es una roca-cueva en el extremo de una preciosa playa con salida a un acantilado y en cuya playa cae una cascada. Este imponente lugar se encuentra a unos 30 kilómetros del pueblo de Whitianga, lugar donde podrás disfrutar de un aperitivo y una bebida típicos.