Protocolo para damas de honor: Guía completa

Ser dama de honor no es cualquier cosa. Por eso hoy te ofrecemos una guía completa de todas las funciones y protocolo de las damas de honor. ¡Apunta!

por , il

    Protocolo para damas de honor: Guía completa

    Si te acaban de elegir como dama de honor y estás un poco perdida en cuanto a cuáles son tus funciones, te quedará todo claro en cuanto leas esta fantástica guía con el protocolo completo para damas de honor. La verdad, ya te adelantamos que no es un trabajo fácil, porque tienes una gran responsabilidad, no sólo el día de la ceremonia, sino en la organización de algunos aspectos de la boda, sobretodo si eres dama de honor principal. De todas formas, no te asustes, porque la mayoría de los trabajos de dama de honor son divertidos y amenos y lo pasarás en grande con la novia, sobre todo si es tu prima, hermana o mejor amiga. ¡Toma nota!

    FOTO | Foto: Pinterest

    1. Qué es una dama de honor

    Existen algunos términos confusos que suelen diluir un poco las verdaderas funciones de las damas de honor, como la madrina o la dama, que son figuras distintas a las damas de honor, pero que generalmente se suelen confundir.

    Las damas de honor son aquellas amigas, familiares o hermanas seleccionadas por la novia para acompañarla y ayudarla el día de su boda, además de poderles ayudar en algunos aspectos de la organización de la boda.

    FOTO | Foto: Pinterest

    2. Dama de honor, madrina y dama: fuera confusiones

    Si te han entrado dudas sobre los otros términos, te los aclaramos. En la mayoría de los casos, la novia elige damas de novia, cuya función tiene que ver únicamente con el acompañamiento a la novia en el cortejo nupcial.

    Cuando alguna o varias de esas damas se convierten en algo más especial, son designadas como líderes del grupo de damas de la novia o ayudan en el proceso de organización de la boda, se convierten en damas de honor.

    A su vez, si alguna de las damas de la novia o de las damas de honor participan de alguna manera en la ceremonia, éstas se convierten en madrinas de novia, como puede ser la madrina de arras o la madrina del ramo. Sin embargo, esta figura de la madrina-dama no tiene nada que ver con los padrinos y madrinas de la boda. De hecho, deben de ser diferentes y las madrinas se deben vestir manera distinta a las damas de novia, madrinas de novia y/o damas de honor.

    3. Cuántas damas de honor

    En realidad no hay ningún protocolo que indique el número de damas de novia y de damas de honor. La cantidad de damas tiene más que ver con la preferencia de la novia, que las escogerá por ser personas cercanas a ella, como amigas o familiares. Pueden ser un número par o impar, pueden ser muchas o pocas, incluso sólo una.

    FOTO | Foto: Pinterest

    4. Estado civil de las damas de honor

    La tradición y el protocolo indican que las damas deben ser solteras, aunque hoy en día pueden participar en el grupo mujeres casadas o en pareja.

    FOTO | Foto: Pinterest

    5. Funciones de las damas de novia

    Entre las funciones principales de las damas de novia está el acompañamiento de la novia el gran día, pero muchas de ellas se ofrecen como voluntarias en algunos aspectos la organización de la boda. Es importante aclarar que no es obligatorio que las damas de novia se impliquen en esta parte. Es decir, no es una obligación, sino más bien una actitud de ayuda y agradecimiento hacia los novios. Por su parte, la novia también puede preferir no involucrarlas en este aspecto si cuenta con la figura de una wedding planner.

    En realidad, las damas de novia pueden ayudar mucho en la organización de la boda y quitarles un poco de trabajo a los novios. Estas son las funciones que suelen realizar las damas de honor:

    • Organizar la despedida de soltera: cuando las damas son un grupo amplio, suelen ser éstas las que lo organizan, aunque también pueden implicarse otras invitadas de la boda.
    • Acudir a las pruebas de vestido de novia, los días que sean requeridas.
    • Ayudar con las invitaciones: si les apetece, pueden organizar una reunión informal con algo de picar para ayudar a los novios a preparar los sobres de las invitaciones, pegar los sobres o incluso entregarlas.
    • Ayudar a la novia a vestirse el día de la boda: es uno de los rituales tradicionales más divertidos y en el que más disfrutan las damas de novia.
    • >Gestonar las confirmaciones de asistencia: también pueden ayudar a confirmar las asistencias de los invitados a la boda
    • Repartir los regalos de invitados: tradicionalmente son las damas de honor las que reparten los recuerdos de boda en el banquete.
    • Ofrecerse a ayudar con los centros de mesa: cuando la novia opta por centros de mesa hechos a mano, pueden ser una buena ayuda para completarlos. Si alguna dama decide ser ella la que los compre o consiga, entonces se convierte en madrina.
    • Ser anfitrionas del banquete: algunas de las damas de novia pueden ayudar en el momento de recepción del banquete, indicando a los invitados sus asientos, dónde está el libro de firmas o el lugar donde dejar los regalos.
    • Quedarse hasta el final para asegurarse de que los novios no se dejan nada en la fiesta, como el adorno del pastel.
    • Encargarse de la limpieza del vestido de novia llevándolo a la tintorería el día después de la boda.
    • Llenar la nevera de los novios a su regreso de la luna de miel, una tradición en muchos países.
    FOTO | Foto: Pinterest

    6. Funciones de las damas de honor

    Cuando hay una dama de honor principal o varias, entonces éstas sí deben cumplir algunas funciones necesarias para que el apoyo a la novia sea completo.

    Generalmente suele ser una sola dama de honor, a lo sumo dos, elegidas por la especial cercanía a la novia. Esta dama de honor principal es la confidente de la novia, la encargada de liderar al resto de damas y ofrecer constante apoyo a la novia. Toma nota de todas sus funciones:

    • Coordinar a las demás damas: dentro de las funciones de coordinación, la dama de honor se encarga de hacer una lista con todos los contactos de las damas, asegurarse de que todas las damas tengan el vestido, zapatos y complementos adecuados o enviar recordatorios de los eventos en los que las damas asisten, como las pruebas de vestido o la despedida de soltera.
    • Acompañar a la novia a elegir el vestido de novia: la dama de honor suele ser el apoyo más cercano de la novia en este día, sobretodo si la novia va con su madre o suegra, figuras con las que puede llegar a tener desacuerdos de estilo. Por supuesto, la dama de honor debe intentar asistir a todas las pruebas del vestido de novia.
    • Ser la anfitriona de la despedida de novia, encargándose de el trabajo grueso de gestión y delegación de tareas.
    • Asegurarse de que las damas tengan el bouquet de flores el día de la boda. Incluso puede ofrecerse a recoger todos los ramos para evitar descuidos.
    • Llevar el kit de emergencia de la novia, para que el gran día no haya ningún imprevisto.
    • Asegurarse de que el maquillaje y peinado de la novia se vea sensacional justo antes de entrar a la ceremonia.
    • Ayudar a vestir a la novia, así como colocar su vestido y velo en la ceremonia y estar pendiente de la cola del vestido en el baile.
    • Estar pendiente de la novia en el banquete, de que coma algo y que siempre tenga bebida.
    • Por supuesto, acompañarla emocionalmente ante los nervios, dudas y manifestaciones de pánico. Para ser una buena dama de honor, hay que tener dotes de coatching.
    FOTO | Foto: Pinterest

    7. Cómo deben situarse en la ceremonia

    Existe un protocolo sobre dónde se deben situar las damas de honor en la ceremonia. Una vez que han realizado el cortejo de bodas y ya están dentro de la Iglesia o el recinto de la ceremonia, deberían situarse en las bancas de adelante, dejando los asientos preferenciales a los padrinos y madrinas de boda. Por ejemplo, la segunda fila de bancas es un lugar ideal para las damas de honor.

    En la ceremonia civil, al ser más corta que la religiosa, pueden situarse a los lados de la novia y novio y así acompañarlos y apoyarlos en este gran momento de sus vidas.

    Es importante que haya un día de práctica previo o, al menos, que se hayan puesto de acuerdo un tiempo antes de la entrada en la ceremonia sobre dónde se sentarán para que no haya confusiones.

    FOTO | Foto: Pinterest

    8. Los vestidos de damas de honor: cómo elegirlos

    Suele ser uno de los puntos problemáticos de la organización de la boda. En realidad, la novia no debería imponer su criterio, pero sus deseos deberían ser escuchados por todas las damas. Así que encontrar el punto medio es una función de todas las implicadas y, desde luego, es la mejor solución.

    Es importante que el vestido sea totalmente acorde con el estilo de la boda y se pueda mover en un rango de colores de acuerdo a la decoración. La novia o la dama de honor principal pueden seleccionar tres o cuatro colores y ofrecérselos a las damas para que escojan. Los deseos de la novia pueden variar entre que las damas de honor vistan todas iguales o de diferentes colores y diseños de vestidos y deberá estar abierta a escuchar las propuestas de sus damas. Generalmente debe haber armonía entre el estilo y los colores, para que no destaquen en exceso sobre la novia.

    9. Gastos de las damas de honor

    Tanto las damas de honor como las damas de novia deben costear su vestido y ajustes, los accesorios, peinado y maquillaje, la despedida de soltera y el regalo de boda. Por ello, lo ideal es que la novia les obsequie algún regalo para damas de honor para agradecer todo el esfuerzo que han hecho en el proceso de la boda. Por ejemplo, pagarles el vestido de damas puede ser un regalazo para ellas.

    También te puede interesar: 5 razones para tener damas de honor en tu boda y Damas de honor de blanco: La nueva tendencia