Navidad 2016

Tartas de boda blancas: Elegantes y sencillas

Tartas de boda blancas: Elegantes y sencillas

Elegantes, sencillas y deliciosas. Las tartas de boda blancas son un clásico que no pasa de moda. Descubre las creaciones más originales.

por en Bodas, Tartas Nupciales, Consejos Bodas
Última actualización:

    Las tartas de boda blancas son una de las opciones más clásicas, ideal para aquellos que buscan un estilo elegante y tradicional en el día de su boda. El blanco es, sin duda, el color por excelencia de las bodas. A partir de ahí, podemos jugar con las formas del pastel y, por supuesto, con las decoraciones. Además la base blanca de la tarta es el mejor lienzo pastelero para combinar con cualquier otra tonalidad. Si apuestas para el día de tu boda por la sencillez, la elegancia y el estilo minimalista, te invitamos a descubrir en la galería de imágenes las tortas de boda blancas más bonitas.

    Para que una celebración sea perfecta conviene cuidar los detalles. Y cuando hablamos de bodas, la elección de la tarta es uno de esos detalles a los que hay que prestar atención para sorprender a tus invitados. Las originales creaciones de los maestros pasteleros, con el blanco como protagonista en esta ocasión nos brindan tartas de decoraciones únicas. Una tarta blanca se puede decorar con azúcar, pasta de cacao o hacer varias capas de formas especiales. Entre las tartas más clásicas, se encuentran los pasteles de boda con mariposas, de estilo romántico y sencillo, o con decoraciones florales más tradicionales. La base blanca de la tarta, al igual que el tejido, se presta al bordado. ¿Cómo es posible bordar un pastel? Para ello nos fijamos en las decoraciones con perlas, diamantes o con texturas abstractas, que recuerdan a los plisados, volantes y bordados típicos de los vestidos de novia. Cristales, crema o merengue son otros elementos recurrentes para decorar el pastel de la manera más original.

    El secreto de las tartas blancas de boda también está en el sabor. Un color con el que podemos utilizar una gran cantidad de crema, un ingrediente delicioso. El exterior se puede decorar con remolinos suaves de crema y azúcar en polvo, cacao en pasta y en el interior descubriremos un mundo de sabores e, incluso, de diferentes colores. Así, por ejemplo, podemos añadir a la tarta fruta fresca, capas de chocolate con galletas crujientes y cremas dulces. Sólo hay que cortar la primera capa de revelar el sabroso contenido.

    Los pasteles de boda más elaborados pueden tomar diferentes formas para impresionar a los invitados. Aquí entran en juego las capas, desde la tarta más sencilla, de dos o tres pisos y uniforme con pocos adornos, hasta los más elaborados, con diferentes formas geométricas o temas originales. Una tendencia cada vez más popular son, por ejemplo, las tartas de bodas en forma de castillo, para hacer del día de tu boda un cuento real.

    Si buscas algo sencillo, a la par que elegante, puedes elegir una buena tarta blanca redonda, decorada con aplicaciones florales. Una idea romántica es la tarta en forma de corazón, símbolo del amor por excelencia. Son solo algunas propuestas para elegir el pastel de bodas, porque en el arte de la pastelería la creatividad no tiene límites.

    También te puede interesar: Tartas de boda en forma de flor: las más originales y descubre las tartas de boda cuadradas: las más bonitas para la ceremonia.

    692

    ESCRITO POR PUBLICADO EN BodasTartas NupcialesConsejos Bodas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares