Testigos de boda: Cuántos deben ser

por , il - Última actualización

    Testigos de boda: Cuántos deben ser

    Es el momento de elegir a vuestros testigos, pero entre tantos detalles de la organización de la boda estáis un poco perdidos, porque ni siquiera sabéis cuántos testigos son los que deben acudir, ni quiénes deben ser… De hecho, el número de testigos y el tipo de testigos de boda cambia en función de si es una boda civil o religiosa. Hoy os despejamos todas vuestras dudas. ¡Atentos!

    Boda civil: testigos de boda

    En la boda civil hay dos tipos de testigos que deberán acompañaros en diferentes momentos:

    Testigo para el trámite del expediente

    El Registro Civil o Ayuntamiento os requerirá la declaración de al menos un testigo para iniciar el expediente matrimonial, un trámite que se realiza previo a la boda. Este testigo deberá comparecer ante el funcionario encargado de vuestro expediente, acudir con su documento de identidad, ser mayor de edad y no ser familiar. Este último requisito puede ser relativo, pues algunos Registros y Ayuntamientos permiten que el testigo de tramitación de expediente sea familiar. Este testigo debe conocer al menos a uno de los dos contrayentes y debe dar fe de que ninguno de los contrayentes se casará en contra de su voluntad.

    Testigos de la firma del acta matrimonial

    Para el día de la firma del acta matrimonial ante el Juez, Alcalde o funcionario correspondiente, los novios deben llevar dos testigos mayores de edad. La mayoría de edad es el único requisito que estipula el código civil español, por lo que pueden ser dos amigos, dos familiares o simplemente dos desconocidos. Su función es estar presentes en la lectura del acta matrimonial que suele durar de 5 a 10 minutos y testimoniar que el acto de matrimonio ha sido correctamente realizado firmando el acta matrimonial.

    Bodas religiosas: testigos de la boda

    En el caso de las bodas religiosas católicas, también existen diferentes tipos de testigos y el número y los requisitos varían con respecto a las bodas civiles.

    Testigos de la toma de dichos

    Son los primeros que tendréis que escoger, pues deberán acudir tres o cuatro meses antes de la boda a la Iglesia, citados por el párroco para que éste les haga una serie de preguntas acerca de vuestra relación. Generalmente el párroco cita dos testigos que no sean familiares directos de los contrayentes y que presuman conocer bien a los contrayentes, por lo que lo ideal es que sean amigos íntimos de cada uno de los contrayentes. Este trámite no es gratuito y no siempre se realiza en la iglesia donde los novios desean casarse, sino que lo habitual es que cada testigo acuda a la iglesia donde está empadronado cada contrayente. De todas formas, se puede hablar con el párroco de la iglesia para que les permita hacer todos los trámites en la misma iglesia.

    Testigos de la ceremonia

    Los testigos de la ceremonia son los que atestiguarán que la boda se ha celebrado y firmarán el acta. Pueden ser los mismos testigos que en la toma de dichos u otros familiares o amigos. Deben ser dos como mínimo, pero pueden ser más, ya que no hay límite máximo establecido. Deben estar presentes toda la ceremonia, cerca de los novios y dar fe de que su unión es desinteresada y por amor mutuo. Además, suelen participar de forma activa en la ceremonia, por lo que es importante que sean personas cercanas a la pareja, en los que ésta pueda confiar.

    Otros artículos de interés pueden ser: Cómo deben vestirse los testigos de boda: Consejos [FOTOS] y Protocolo para damas de honor: Guía completa

    Viajes y vacaciones