10 Consejos para evitar obsesionarte con las dietas

Mantener una dieta saludable es esencial para el buen funcionamiento de tu cuerpo y mente, pero tampoco es bueno obsesionarte con las dietas. Por eso hoy te ofrecemos 10 consejos para evitarlo.

por , il

    10 Consejos para evitar obsesionarte con las dietas

    Cualquier nutricionista o profesional de la salud te dirá que es importante mantener una dieta saludable, rica en vitaminas, proteínas buenas, minerales, fibras compuestas y baja en azúcares procesados, grasas saturadas e hidratos de carbono simples. Hasta aquí estamos de acuerdo, sin embargo, obsesionarte demasiado con la dieta, puede hacer que nuestro equilibrio emocional se vea afectado e incluso echar por tierra la propia dieta, terminando por dejarla a un lado. Hoy te contamos 10 consejos para evitar obsesionarte con las dietas y hacer que tu dieta sea más un placer que una losa pesada. ¡No te los pierdas!

    Consejos para no obsesionarse con la dieta

    1. Ten un día de descanso

    Muchas dietas profesionalizadas permiten un día de descanso o ‘cheating day’ en el que puedes comer alimentos prohibidos, esos que tienen calorías vacías, es decir, que no aportan nada más que calorías. No significa que absolutamente todos los platos del día sean hamburguesas, pizzas y pasteles, sino que ese día podrás darte ese gusto que añoras y disfrutarlo plenamente.

    2. Di “No” a las dietas milagro

    Las dietas milagro sólo pueden causarte más ansiedad, al ver que pierdes peso tan rápidamente que lo recuperas. Lo ideal es que aprendas a alimentarte adecuadamente el resto de tu vida sin que cambies de peso constantemente, y para ello, un profesional capacitado es la mejor opción.

    3. Ingiere alimentos ricos en fibra

    Los alimentos de granos enteros o los integrales ayudan a mejorar el tránsito intestinal, digerir mejor las grasas y nutrientes y, por tanto, bajar de peso. Además, son muy saciantes, por lo que son ideales para cualquier dieta saludable.

    4. Come 5 veces al día

    La mejor opción para mantener una dieta equilibrada es comer pequeñas porciones de 5 a 6 veces al día. Si creas una rutina de horarios, adaptada a tu estilo de vida, no tendrás que estar obsesionada todo el día sobre lo que debes comer, cuándo, la cantidad…

    5. No te obsesiones con las etiquetas.

    Cuando una persona comienza a cambiar su estilo de alimentación por uno más equilibrado y saludable, suele comenzar a mirar las etiquetas de los productos, para conocer cuántas calorías tiene, azúcares, grasas saturadas, etc. Es un buen hábito, pero si te obsesionas con ello, puede llegar a aser desgastante. Recuerda que encontrar el equilibrio es lo ideal.

    6. No excluyas ningún alimento de tu dieta, salvo las grasas saturadas

    A no ser que tengas una dieta específica por un profesional, no es recomendable excluir alimentos de tu dieta porque pienses que engordan. Recuerda que el cuerpo humano es una máquina compleja que necesita de muchos tipos de nutrientes para funcionar, incluso un poco de grasa. Ten cuidado con eso.

    7. Come frutas y verduras al día

    Come varias raciones de verduras al día, entre 1 y 3, y las frutas que te apetezcan, aunque lo ideal es que te centres en las frutas con menos hidratos con menos concentración de azúcares.

    8. Come pescado tres veces por semana

    Los expertos aseguran que una dieta equilibrada incluye 3 o 4 raciones de pescado blanco o azul por semana, así que si no incluyes pescado en tu dieta, es el momento de hacerlo.

    9. Haz ejercicio

    Sí, sabemos que es el típico consejo, pero es que hacer ejercicio es el complemento ideal a cualquier dieta. Además de ayudarte a quemar esas calorías de más, te ayudará a bajar tu nivel de ansiedad y mantener tu energía en buen estado. Algo necesario para que tu equilibrio emocional no sufra si estás a dieta.

    10. Bebe mucha agua

    Al menos es necesario beber un litro y medio o dos litros de agua diaria, para favorecer la eliminación de toxinas del organismo. También puedes ayudarte con alimentos hidratantes, como la sandía o el pepino.

    Si aplicas estos consejos en tu día a día, poco a poco irás manteniendo una dieta equilibrada y saludable, con la que te sentirás bien y satisfecha. Además, recuerda que estar obsesionada con el control del peso puede conllevar problemas psicológicos y trastornos de la alimentación. Por supuesto, si padeces obesidad y no te cuidas, puede ser un indicativo de autoestima baja, además de estar expuestas a diversas enfermedades como diabetes o colesterol alto. Pero lo más importante es que te sientas bien contigo misma y tener claro que mantener una dieta equilibrada y saludable te ayudará principalmente en tu interior.

    También te puede interesar: Tumba metabólica: Qué es y cómo escapar de ella y Registro de comidas: Cómo hacerlo y beneficios