5 cosas que no debes hacer si quieres bajar de peso

Acelerar la pérdida de peso nos puede llevar a hacer cosas que a lo único que realmente nos ayudarán es a dar al traste con la dieta.

por , il - Última actualización

    Seguir una dieta no siempre es fácil, ya que de entrada exige constancia y paciencia. Sin embargo, cuando se trata de ganar la batalla a la báscula, en un intento por acelerar la pérdida de peso, podemos poner en práctica algunos hábitos que, lejos de ayudarnos, tendrán el efecto contrario. Si quieres que la dieta resulte efectiva, además de evitar las restricciones exigentes de alimentos y nutrientes, conviene combinarla con ejercicio físico. Y como ayuda extra, tomar nota de las cosas que no debemos hacer si queremos bajar de peso.

    1. Pasarse horas sin comer

    Estar a dieta no significa dejar de comer o pasar hambre, y eso quiere decir que no hay que saltarse las comidas. Pensar que si no desayunamos y comemos y cenamos poco resultará efectivo, es un error, porque lo único que conseguiremos es aumentar el riesgo de fatiga y carencias nutricionales a consecuencia de una dieta desequilibrada. De hecho, lo recomendable es no pasar más de tres horas sin ingerir algún alimento, entre otros motivos para que el metabolismo no se ralentice. La mejor manera es dividir las calorías totales en más ingestas.

    2. Machacarse en el gimnasio

    Está muy bien querer tonificar el cuerpo y ponerse en forma aprovechando que queremos perder unos kilitos, pero sin excesos, sobre todo si hace tiempo que no hacemos deporte. El ejercicio físico es bueno, pero adaptado a la condición física y a una dieta adecuada. De nada servirá machacarse en el gimnasio si luego nos lanzamos sobre una merienda calórica y grasienta.

    3. Basar la dieta en contar calorías

    No solo puede hacer que la dieta se convierta en aburrida y en complicada de seguir si hay que estar todo el día contando calorías. La dieta debe basarse sobre todo en la elección de alimentos naturales y saludables, los cuales además suelen ser bajos en calorías. Y, por supuesto, a la hora de sustituir un alimento, no hay que comparar solo las calorías, sino los ingredientes.

    4. Hacer dieta solo con productos light

    Los productos light ayudan a reducir la presencia de grasas y, por tanto, de calorías de alimentos como los lácteos, pero light no significa cero calorías. Es decir, si solo por ser light aumentamos la ración, al final sumamos más calorías de las debidas.

    5. Olvidarse de las calorías de las bebidas

    Y es que no solo los alimentos cuentan, también las bebidas, por eso hay que evitar las que tengan muchos azúcares y calorías, como los refrescos o las bebidas alcohólicas. Y, por supuesto, las bebidas no sustituyen a los alimentos.

    Viajes y vacaciones