5 formas equivocadas de comenzar una dieta

5 formas equivocadas de comenzar una dieta

Si te has subido a la báscula y te ha revelado lo que sospechabas, unos kilitos de más, es el momento de pensar en la dieta. Pero, cuidado, porque no vale todo. Descubre las 5 formas equivocadas de comenzar una dieta.

por en Adelgazante, Dietas, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar, Consejos Dietas
Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17

    errores al comenzar la dieta 48x48 Para que una dieta funcione conviene tener en cuenta algunos errores que pueden hacer que, desde el principio, nuestros objetivos de perder peso estén abocados al fracaso. El primer consejo es que hay que ser realista con los retos y ponerse a dieta por iniciativa propia. Para comenzar la dieta con buen pie, y evitar que se vaya al traste, vamos a ver las 5 formas equivocadas de comenzar.

    alimentos1 48x48 La falta de nutrientes resta eficacia y energía al organismo, y eso hará que perder peso sea más complicado. No hay que eliminar el pan ni la pasta, ya que aportan hidratos de carbono esencial. El pan no engorda, solo hay que tomarlo con moderación y evitar los excesos son salsas y otros alimentos grasos.

    agua3 48x48 Cada día, al menos, hay que tomar 8 vasos de agua. Es la mejor manera de depurar el organismo y eliminar toxinas, fundamental para que la dieta sea más efectiva. También ayuda tomar zumos e infusiones, como té verde.

    cenar solo fruta 48x48 La fruta, aunque esencial y nutritiva, solo saciará de manera temporal, y al cabo de varias horas sentiremos hambre. La cena debe ser ligera, pero mejor con un menú a base de pescado blanco, verduras y un yogur desnatado.

    dietas milagro 48x48 Las dieta milagro, las que prometen una pérdida muy rápida de los kilos, pueden conllevar el temido efecto rebote, que se traduce en ganar los kilos nada más dejar la dieta.

    ejercicio y dieta 48x48 La mejor forma de adelgazar es combinar dieta y ejercicio físico, ya que de esta manera se activa el organismo, se queman calorías más rápido y se tonifica el cuerpo, evitando la temida flacidez al perder los kilitos de más. Caminar, por ejemplo, ya es un buen ejercicio para cuidar la figura.

    507