Navidad 2016

5 razones para comer despacio

5 razones para comer despacio

5 razones para comer despacio. ¿Sabías que comer sin prisas adelgaza? Es la primera de las 5 razones para dedicarle tiempo a las comidas y cuidar tu figura.

por en Dietas, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar comiendo, Consejos Dietas
Última actualización:

    comer despacio salud

    ¿Sabías que comer despacio adelgaza? Es una de las 5 razones para comer sin prisa y de la manera más saludable. Y es que, como veremos, dedicarle el tiempo suficiente a las comidas (al menos veinte minutos) ayuda a liberar estrés y, sobre todo, a evitar la ansiedad por comer.


    No solo lo que comemos influye en nuestro peso -calcula qué comes-, también cómo y cuándo lo comemos. Los expertos en nutrición y dietética insisten en que para cuidar el peso –tanto si se trata de perder como de mantener el peso ideal- una premisa básica es respetar los horarios de las comidas, sin saltarse ninguna. Regla a la que, a partir de ahora, hay que sumar la de comer despacio. Comer sin prisa es la manera más saludable de hacerlo y una forma eficaz de evitar engordar. Así lo ha constatado además un reciente estudio de investigación realizado en la Universidad de Texas, Estados Unidos.


    ¿Comer despacio ayuda a perder peso? Puede parecer tan curioso como el hecho de al dormir se adelgaza, pero lo cierto es que sí, comer despacio ayuda a no engordar. Vamos a darte 5 razones para hacer de la comida un hábito más saludable, sin prisas.

    1. Reduce el consumo de calorías: Comer despacio ayuda a ingerir menos calorías. Conviene disminuir el ritmo para dar tiempo a las señales que el estómago, una vez saciado, envía al cerebro y evitar seguir comiendo.
    2. Reduce el estrés y la ansiedad: Si comemos despacio, a un ritmo pausado, la sensación de hambre al terminar es mucho menor.

      Comer sin prisas, por tanto, ayuda a reducir la ansiedad por comer. Además, dedicar tiempo a las comidas es una forma de liberar estrés.

    3. Reduce las molestias digestivas: Comer deprisa nos hace más vulnerable a padecer problemas de gases e, incluso, al hipo. Esto es debido a que entra más aire al ingerir los alimentos deprisa. Un estudio de investigación, en este caso realizado por la Universidad de Carolina del Sur, Estados Unidos, determinó que comer rápido puede ser un factor de riesgo para padecer reflujo gastroesofágico. Muchas de las molestias digestivas están provocadas por el estilo y el ritmo de vida que llevamos, siendo el estrés uno de los caminos más directos para desequilibrar la dieta y caer en la tentación de comer alimentos menos saludables.
    4. Comer despacio ayuda a beber más agua: Cuando se come más despacio se consume más cantidad de agua, lo que provoca la distensión del estómago y favorece que comamos menos.
    5. Comer despacio activa los sentidos: Si comemos deprisa, casi con seguridad saborearemos menos los alimentos, disfrutaremos menos de su textura y aroma. Por lo tanto, comer despacio activa los sentidos, desde el gusto al olfato y la vista, porque no hay nada como un plato variado (alimentos de colores) para animar la comida.

    Razones de peso para prestar atención al tiempo que dedicamos a comer. Y es que, como ha quedado constatado, la forma de comer –rápido o despacio- influye directamente en nuestro peso. Si estamos a dieta, y tenemos problemas para perder peso, puede que tu forma de comer sea el principal saboteador.

    721

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DietasPerder PesoPeso IdealAdelgazar comiendoConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares