5 razones que podrías desconocer por las que estás ganando peso

¿Has ganado unos kilitos de más sin apenas darte cuenta? No todo se reduce a la dieta. Descubre 5 razones por las que podrías estar engordando.

por , il - Última actualización

    A la hora de cuidar el peso no todo se reduce a contar calorías. Es fundamental llevar una dieta sana y equilibrada, combinada con la práctica de ejercicio físico. Pero es cierto que, en algunas ocasiones, los kilitos de más aparecen sin que, aparentemente, hayamos hecho nada para engordar. Hay algunos aspectos a los que no prestamos atención pero que, sin embargo, influyen mucho en el peso. Antes de empezar una dieta baja en calorías dispuestas a ganar la batalla a la báscula, conviene conocer algunas de las razones por las que, sin darnos cuenta, estamos ganando peso.

    1. Medicamentos

    Antes de pensar en recortar calorías, ¿estás tomando algún medicamento? Desde las pastillas anticonceptivas hasta los fármacos para combatir las migrañas. Son unos cuantos los medicamentos que, entre sus efectos secundarios, pueden incluir el aumento de peso. La terapia hormonal también puede engordar.

    2. Falta de vitaminas o minerales

    La carencia de ciertos nutrientes básicos para el organismo, como vitaminas y minerales, puede alterar el metabolismo, ralentizándolo, y hacernos engordar. Así, en concreto, conviene vigilar los niveles de vitamina D y de minerales como hierro o magnesio para no perder energía y desequilibrar la dieta.

    3. Bajo estado de ánimo

    Ansiedad, estrés, depresión, no son los mejores compañeros a la hora de cuidar el peso. De hecho, algunos fármacos, como los antidepresivos, nos pueden hacer ganar peso sin darnos cuenta. Además, la ansiedad nos puede llevar a recurrir a la comida, generalmente más calórica, como sustituto para aplacarla.

    4. Cumplir años

    La edad influye en el peso porque a medida que vamos ganando años el metabolismo se vuelve más lento, es decir, no se queman las mismas calorías. Para ello, hay que adaptar la dieta a nuestra edad, porque no se tienen las mismas necesidades energéticas a los 20 que a los 40, y hacer ejercicio físico.

    5. Intestino perezoso

    Un intestino sano es esencial para cuidar el peso. Si nuestro intestino se muestra perezoso, hay que revisar la dieta (incluyendo alimentos para proteger la flora intestinal) y aumentar la ingesta de fibra y beber más líquidos. Hay algunos alimentos que son un buen aliado, como los rabanitos.

    Viajes y vacaciones