Navidad 2016

6 errores fatales que engordan

6 errores fatales que engordan

¿Por qué es tan complicado perder esos kilitos de más? La respuesta no siempre está en la dieta en sí, sino en ciertas debilidades e, incluso, en no compensar los excesos con comidas más ligeras. Vamos a ver cuáles son los 6 errores fatales que con seguridad nos harán engordar.

por en Dietas, Paula Echevarría, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar, Consejos Dietas, Kilos de más
Última actualización:
    6 errores fatales que engordan

    A la hora de seguir una dieta hay ciertos fallos que conviene detectar antes para aplacarlos. Fallos, como no moderar las raciones o caer en la tentación de ciertas debilidades alimentarias, que pueden ser fatales para nuestro objetivo de mantener el peso o perder los kilos de más. Antes de dar al traste con la dieta, toma nota de cuáles son los 6 errores más fatales a la hora de adelgazar.

    1. No moderar las raciones: Para no sumar calorías extra y comer más de la cuenta hay que controlar la cantidad de comida que nos servimos en cada plato. Para servir raciones más pequeñas, un sencillo truco, utilizar platos más pequeños.
    2. Cenar las sobras de la comida: Algo habitual cuando ha tenido lugar una comida familiar o una reunión social. Cierto es que no se trata de tirar la comida restante, pero tampoco de comerlas más tarde, ya que eso echará por tierra el propósito de compensar los excesos. Para que esto no ocurra, lo mejor es hacer congelar los restos (siempre y cuando sea posible) y aprovecharlas más adelante.
    3. Mojar el pan en las salsas: Es uno de los caprichos más tentadores… pero también fatales para cuidar la dieta ya que la mayoría de las salsas son ricas en grasas. No es el pan el que engorda, sino lo que comes con él. Puedes mojar un trozo pequeño (no más de un par de dedos de grosor) y no te sirvas más de una cucharada de salsa.
    4. Tomar dulces después de la comida: Si te pierde dar un bocado dulce después de la comida, piensa que lo mejor es tomar una ración pequeña, porque todos los dulces, sin excepción, suman calorías. Otra buena opción es dejar el bocado dulce para la merienda, especialmente cuando hemos tomado una comida copiosa (reuniones familiares…), ya de esta manera no sobrecargaremos el estómago.

    5. Picoteo entre horas: Si te pasas la tarde picoteando (frutos secos, barquillos…), evita las tentaciones no dejando a la vista y al alcance de la mano alimentos calóricos. Sustitúyelos por otros snacks más saludables. Lo mejor de todo, tomar una pieza de fruta fresca. Muchas veces confundimos el hambre con la apatía, el aburrimiento e, incluso, con sed. Hazte la siguiente pregunta: ¿tengo hambre para comerme una manzana? Si la respuesta es sí, de verdad tienes hambre; de lo contrario, no.
    6. Comer rápido y sin masticar adecuadamente: Comer despacio adelgaza, porque se come menos y aumenta la saciedad. De esta manera, nos sentiremos más llenos y controlaremos más lo que comemos. Si comes fuera de casa, elige solo 2 platos, no es buena idea querer probar de todo porque al final se come mucho más. Mastica bien la comida.

    Y para concluir, un consejo extra que te ayudará a reforzar la dieta: terminar la comida con una infusión. Sustituye el café por una tisana con plantas con efecto diurético, saciante y ligeramente depurativo.

    También te puede interesar: 20 tips para adelgazar sin esfuerzo y descubre los trucos para comer menos y adelgazar efectivos.

    632

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DietasPaula EchevarríaPerder PesoPeso IdealAdelgazarConsejos DietasKilos de más

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares