Navidad 2016

Ácidos grasos esenciales: ¿Cuáles son y dónde encontrarlos?

Ácidos grasos esenciales: ¿Cuáles son y dónde encontrarlos?

Ácidos grasos esenciales: ¿Cuáles son y dónde encontrarlos? No todas las grasas son malas, de hecho algunas son imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Hablamos de los ácidos grasos esenciales, en concreto, Omega 3, Omega 6 y Omega 9. ¿Dónde encontrarlos? En un buen número de alimentos.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Principios Nutritivos, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas, Omega-3
Última actualización:

    acidos grasos esenciales

    Ácidos grasos esenciales: ¿Cuáles son y dónde encontrarlos? No todas las grasas son malas, de hecho, algunas son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Tan esenciales que ayudan a prevenir las patologías y problemas de salud provocados por las grasas catalogadas como malas. Nos referimos a los ácidos grasos esenciales, a los que algunos expertos en nutrición ya denominan como la vitamina Fa. En concreto, son los ácidos grasos Omega 3, Omega 6 y Omega 9. ¿Dónde podemos encontrarlos?


    ¿Qué papel juegan los ácidos grasos esenciales? De entrada, hay que señalar que los ácidos grasos Omega 3, Omega 6 y Omega 9 no los fabrica nuestro organismo, por lo tanto debemos buscarlos en los alimentos. Los Omega 3 en el pescado. Los Omega 6 en los aceites poliinsaturados y los Omega 9 en el aceite de oliva. Entre otras funciones, los ácidos grasos intervienen en la formación de las membranas celulares y son uno de los componentes que forman la mielina que cubre los nervios. Por otra parte, se encargar de fabricar prostaglandinas, responsables de regular procesos inflamatorios como la artritis o rigidez en las articulaciones, problemas de coagulación de la sangre o la secreción de insulina.

    Los ácidos grasos también ayudan a regular los niveles de triglicéridos, lo que a su vez reduce los riesgos de padecer problemas de colesterol y problemas cardiovasculares (en concreto, los Omega 3 previenen la formación de coágulos). Otro efecto beneficioso que se le atribuye a los ácidos grasos esenciales es que ayudan a fortalecer la memoria.

    Para una mejor salud, entre los hábitos a seguir está el de cuidar nuestra alimentación. Una dieta baja en grasas es importante, pero como hemos visto no todas las grasas son iguales. De hecho, bajo la etiqueta de grasa se nos ha ido olvidando que hay algunas que son esenciales para nuestro organismo.


    El aceite de prímula es una de las pocas plantas con Omega 6, al que se le atribuyen efectos antiinflamatorios, por lo que este aceite se puede usar como hidratante para tratar problemas o lesiones de la piel, como el eccema.

    También ayuda a reducir la tensión arterial.

    Por su parte, el aceite de linaza –semilla de lino- ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos, tiene efecto laxante y reduce los dolores reumáticos. Otro de sus efectos es que ayuda a mitigar el estreñimiento, la celulitis y los problemas de carencia de calcio.

    Los aceites de pescado también son un aliado interesante, por su contenido en Omega 3. Los ácidos grasos Omega 3 presentes en el pescado ayudan a neutralizar los efectos del colesterol y de la grasa y mejoran el rendimiento del cerebro. Los pescados azules son los más ricos en Omega 3, como las sardinas, la caballa, el atún o el chicharro.

    Por último, aunque por ello menos importante, el aceite de oliva. Reconocidas e innumerables virtudes que hacen del aceite de oliva un ingrediente esencial en una dieta sana y equilibrada. El aceite de oliva, entre otros beneficios, es uno de los mejores protectores de la salud de nuestro corazón, el cerebro y la piel. El aceite de oliva, según diferentes estudios, también ayuda a prevenir la aparición de ciertos tumores, como el de mama.

    749

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasPrincipios Nutritivosalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos DietasOmega-3

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares