Navidad 2016

Adelgazar: Los 5 saboteadores de tu dieta

Adelgazar: Los 5 saboteadores de tu dieta

Adelgazar: Los 5 saboteadores de tu dieta. Seguir las instrucciones dietéticas y poner toda nuestra voluntad no siempre tiene resultados inmediatos a la hora de adelgazar. ¿Qué estamos haciendo mal? Algunos hábitos y falsos aliados son los responsables de que no logremos nuestro objetivo de perder peso. Estos son los 5 saboteadores de tu dieta.

por en Adelgazante, Calorías, Dietas, Perder Peso, Consejos Dietas, Kilos de más
Última actualización:

    saboteadores dieta

    No todo es ponerse a dieta con la mejor de nuestras intenciones para adelgazar. Destapamos a los 5 saboteadores de tu dieta, los cuales pueden hacernos un flaco favor y mermar nuestras posibilidades de conseguir el objetivo de perder peso. Algunas tentaciones y algunos falsos aliados se esconden detrás de nuestros hábitos alimenticios cotidianos. Para ello, nada como hacer una revisión y revisar ciertos hábitos que, en lugar de ayudarnos a restar kilos, terminan por dar al traste con nuestra meta de adelgazar.


    Tan importante como saber por qué engordamos es conocer aquello que puede hacer justo lo contrario, evitar que perdamos peso o dificultar la pérdida de esos kilos de más que, en muchas ocasiones, hemos ganado sin apenas darnos cuenta. A la hora de hacer una dieta de adelgazamiento conseguir los objetivos no solo depende de seguir a rajatabla las instrucciones dietéticas, sino también de identificar esos malos hábitos o alimentos que podemos calificar como auténticos saboteadores de la dieta.


    Préstales atención, porque son los posibles saboteadores de tu dieta y los que están haciendo que perder peso sea más complicado de lo que en realidad es. Por mucho que nos esforcemos en seguir una dieta adecuada a nuestros objetivos –dieta y ejercicio físico, binomio perfecto para perder peso-, cualquier de estos falsos aliados puede dar al traste con nuestros esfuerzos.

    • Cuidado con el azúcar. Se puede ser golosa sin caer en la tentación del azúcar, incluido el azúcar oculto en la etiqueta de muchos alimentos (cualquier sustancia que termine en osa debe hacernos desconfiar de la presencia de azúcar en el alimento). Cuidado, por ejemplo, con los refrescos o los helados y, también, con los productos light. El azúcar es sinónimo de calorías y, por tanto, de kilos.
    • Las raciones. No le prestamos la debida atención, pero calcular las raciones es esencial para evitar comer más de lo necesario. Si nos sentamos a la mesa con hambre, antes de llenar el plato, aplicar un truco: dar un mordisco –a una manzana por ejemplo- un cuarto de hora antes de comer. De esta manera, tanto el estómago como el cerebro –responsable del hambre- demandarán la cantidad necesaria de alimento. Para perder peso, la moderación y las porciones adecuadas son fundamentales.

    • La ansiedad. El estrés, la tensión o la ansiedad pueden hacernos caer de manera más frecuente en tentaciones o en el picoteo entre horas. Acudir a la nevera para calmar la ansiedad no es la mejor solución. En este punto, el ejercicio físico es un gran aliado para liberar estrés y tensiones y evitar recurrir a la comida. Si lo hacemos, mejor fruta fresca y de temporada. De hecho, la creencia popular nos da la clave: para saber si de verdad tenemos hambre, prueba a comer una manzana. Si nos apetece, es que no tenemos hambre.
    • Deshidratación. Beber poco líquido, o por debajo de los niveles recomendados, puede hacernos pensar, erróneamente, que tenemos más hambre, cuando en realidad lo que está demandando nuestro estómago es líquido. Para perder peso, conviene beber mucha agua y aumentar la ingesta de fibra (frutas y verduras). Esto, además, ayudará a evitar el estreñimiento, el cual a su vez puede llegar acompañado de hinchazón abdominal y, por tanto, unos kilos de más.
    • Los alimentos light. Light no significa necesariamente que tengan cero calorías. De hecho, la reducción de calorías en este tipo de productos suele rondar, como máximo, el 30%. Los alimentos light son un complemento de la dieta para adelgazar –como sustitutos de la leche entera o de los yogures, entre otros muchos alimentos-, pero comerlos en exceso no reduce calorías, sino todo lo contrario.


    Los complementos nutricionales pueden ser un buen aliado para perder peso. Entre ellos, algunos son específicos para contrarrestar los efectos de los saboteadores de la dieta, como los inhibidores de la absorción de grasas y azúcares y otros con efecto saciante y drenante –Turboslim Cronoactive o Turboslim Calorilight-. Para que sean efectivos, siempre deben ir con una dieta sana y equilibrada y la práctica de ejercicio físico.

    908

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteCaloríasDietasPerder PesoConsejos DietasKilos de más

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares