Navidad 2016

Alimentación equilibrada: La dieta de niños y adolescentes en tres claves

Alimentación equilibrada: La dieta de niños y adolescentes en tres claves

Alimentación equilibrada: La dieta de niños y adolescentes en tres claves. Una dieta sana, variada y equilibrada son premisas básicas para un correcto crecimiento y desarrollo y para la prevención de problemas de salud. Alimentación que se debe cuidar desde las primeras etapas, desde la infancia y la adolescencia.

    alimentacion niños y adolescentes

    Alimentación equilibrada: La dieta de niños y adolescentes en tres claves. Una dieta variada, sana y equilibrada debe incluir una serie de alimentos básicos. En la lista de la dieta de niños y adolescentes no deben faltar cereales, leche y derivados, frutas y verduras, carnes, pescados, huevos, grasa y aceite. Cuidar la alimentación es básico a cualquier edad. De hecho, somos lo que comemos y a través de la dieta obtenemos los nutrientes esenciales para que nuestro organismo funcione como un reloj. Y en la infancia y adolescencia, la dieta es fundamental para asegurar un correcto crecimiento y desarrollo.


    Una alimentación incorrecta puede poner en riesgo nuestra salud y, en el caso de los más jóvenes, una dieta carente de los nutrientes esenciales puede influir directamente en el desarrollo y crecimiento. Un niño con una dieta desequilibrada es más vulnerable a padecer trastornos de nutrición, anemia, obesidad, problemas de aprendizaje y de conducta.


    Es importante aprender y promover unos hábitos saludables en materia de nutrición desde los primeros años. Aprender a comer desde la infancia nos ayudará a seguir unos hábitos saludables durante el resto de las etapas de la vida. Somos lo que comemos, y eso lo aprendemos desde la infancia, cuando comenzamos a tener contacto con los alimentos.

    Estas son las tres claves o premisas para una alimentación saludable durante la infancia:

    • Un buen desayuno es esencial para un adecuado rendimiento intelectual y físico.

      En el desayuno no deben faltar los cereales, la fruta y la leche o derivados.

    • No es aconsejable que abusen del azúcar, los dulces, bollería o snacks, ya que engordan pero no nutren. Es mejor sustituir estos alimentos por pan, frutos secos o productos lácteos.
    • Incluir en su dieta frutas y verduras (al menos cinco raciones al día), carnes o pescados (al menos dos raciones al día), huevos y leche y derivados (entre dos y cuatro raciones al día).


    Durante esta etapa aumentan las necesidades nutricionales, especialmente de calcio y de hierro. Estas son las tres claves de una dieta sana y equilibrada durante la adolescencia:

    • Promover el consumo de leche o derivados (entre 2 y 4 raciones al día), carnes o pescados (2 raciones al día, alternando), además de cereales (entre 4 y 6 raciones de pan, pasta, arroz), frutas y verduras (al menos, 5 raciones al día).
    • Reducir el consumo de comida rápida o precocinada. Los imprevistos se pueden solventar preparando ensaladas y platos a base de frutas. Un bocadillo también es una alternativa más saludable a la comida rápida.
    • En el caso de los adolescentes hay que tener en cuenta el gasto de energía de las actividades deportivas. En estos casos, es importante consultar al médico por si es necesario complementar la dieta con algún suplemento.

    Durante la adolescencia puede aparecer la preocupación por engordar. Es importante estar atentos a cualquier cambio o señal que nos advierta de algún cambio en su comportamiento con la comida. La falta de información adecuada puede generar en trastornos de alimentación y éstos, a su vez, en problemas de salud.

    733

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasGrupos AlimenticiosPrincipios NutritivosAlimentación Equilibradaalimentación sanaConsejos Dietassalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares