Navidad 2016

Ansiedad por la comida: Aprende a evitar esos ataques

Ansiedad por la comida: Aprende a evitar esos ataques

Ansiedad por la comida: Aprende a evitar esos ataques. Te mostramos algunas pautas para que regules tu alimentación y no tengas que sufrir de nuevo esas ganas de comer cualquier cosa.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Necesidad Energética, Ansiedad, Consejos Dietas
Última actualización:

    Ansiedad por la comida

    Ansiedad por la comida: Aprende a evitar esos ataques. Como le ocurre a la mayoría de las mujeres, seguro que a lo largo de tu vida ya has sufrido algún tipo de ataque de ansiedad en el que tienes que llevarte a la boca cualquier alimento que te encuentres por casa. Pues realmente estos ataques no aparecen porque estés deprimida, o porque realmente tengas hambre, sino que todo tiene mucho que ver con la glucosa y la insulina, por lo que si aprendes a combinar correctamente los alimentos ingeridos durante el día, y reduces los dulces de tu dieta, seguro que muy pronto esos episodios desaparecerán de tu vida.

    Prácticamente todas las mujeres del planeta vivimos a lo largo de nuestra vida algún tipo de ataque en el que nuestras ganas de comer cualquier cosa son mucho más fuertes que la conciencia, y sin pensarlo dos veces, normalmente atacamos la despensa o el frigorífico en busca de los alimentos más calóricos que tenemos por casa.

    Pues al contrario de lo que solemos pensar, estos ataques de ansiedad por la comida pueden verse motivado por el estrés, como el llamado trastorno alimenticio emocional, pero lo más común, es que surjan a causa de la descompensación de la glucosa en nuestro cuerpo, es decir, que comer nos da más hambre.

    Aunque parezca imposible, esto tiene una explicación lógica, y es que cuando tenemos la necesidad de tomar un dulce por notar la energía baja, lo que estamos haciendo es aumentar el nivel de azúcar en nuestra sangre por encima de lo normal, es decir, la glucosa, por lo que el páncreas comienza a segregar insulina para contrarrestarlo, haciendo que los niveles de azúcar desciendan al mínimo, provocando una nueva sensación de hambre tras poco tiempo.

    Este círculo vicioso del organismo tiene fácil solución, y lo podremos evitar siguiendo unas pautas.

    • Para hacer que nuestro páncreas fabrique la cantidad justa de insulina, debemos consumir alimentos con un bajo índice glucémico, como los alimentos que nos ayudan a adelgazar o quemagrasas.
    • Podemos recurrir a los carbohidratos cuando sintamos que nuestra energía está bajo mínimos, o tentempiés como los cacahuetes, el pan integral o el maíz dulce, sin olvidar la fruta y otros alimentos como las judías, la soja, los garbanzos, el arroz o la pasta integral.
    • Debes tener claro en qué momento del día es mejor consumir cada alimento, si quieres reducir la cantidad de comida que consumes. Por ejemplo, por las mañanas no te olvides de la fibra y los lácteos, mientras que durante la comida puedes combinar los hidratos con proteínas, a media tarde prueba con un lácteo y frutos secos, y por la noche combina las verduras con otra buena dosis de proteínas, ya sean carnes o pescados.

    Esperamos que con estos consejos puedas decir adiós a esos ataques de ansiedad por la comida, y que consigas, además de regular tu alimentación, perder esos kilitos de más que siempre te acompañan.

    649

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasNecesidad EnergéticaAnsiedadConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares