Navidad 2016

Aperitivo: Tentaciones ligeras

Aperitivo: Tentaciones ligeras

Aperitivo: Tentaciones ligeras. El picoteo o los tentempiés no tienen por qué ser sinónimo de calorías. Y todo ello sin perder su originalidad y sabor. El secreto está en saber elegir los alimentos que nos permitan caer en alguna que otra tentación culinaria sin miedo a las calorías.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, Alimentación Equilibrada, alimentación sana, Consejos Dietas, Picoteo
Última actualización:

    picoteo ligero

    Aperitivo: Tentaciones ligeras. No es necesario sumar muchas calorías para degustar un picoteo o un tentempié saludable. Caer en la tentación no tiene por qué alterar la balanza si sabemos cuidar la elección de los alimentos, por ejemplo, a la hora de tomar un aperitivo o de elaborar una bandeja de canapés. Aligerar las calorías no le resta ni mucho menos sabor a una serie de tentaciones tan originales como ligeras, y que no solo pueden ser un buen acompañante o entrante del plato principal, sino también para comer entre horas sin miedo a las calorías.


    Abrir boca o un menú con un aperitivo no tiene por qué ser sinónimo de calorías. Incluso algunas opciones dan lugar a un picoteo entre horas más saludable e igual de delicioso. Una dieta sana y equilibrada también admite disfrutar de alguna que otra tentación culinaria, bien sea porque nos entra el gusanillo entre comidas o porque hemos decidido añadir un toque diferente al menú apostando por un aperitivo o un picoteo.

    Y hablando de picoteo, qué mejor que apostar por los aperitivos a base de vegetales, ya que son menos calóricos y, al contener fibra, nos sacian más, con lo que comeremos más. Aperitivos preparados con verduras como los champiñones, ajo o perejil. Cabe recordar que las verduras nos reportan además vitaminas y minerales con función reconstituyente.

    Los canapés de patés vegetales caseros, como el hummus (garbanzos y sésamo) también son más ligeros, al igual que el tofu (elaborado con soja), un alimento que hemos conocido gracias a las dietas vegetarianas.

    Algunas especies que acompañan a los canapés también ayudan a convertir las calorías en energía, al tiempo que favorecen la digestión. Es el caso, por ejemplo, de la pimienta o el jengibre.

    La verdura, junto al pescado y el marisco, son una buena alternativa para preparar una mousse casero para las tostas de pan (o pan de semillas o multicereales). Para que la mousse sea menos ligera y calórica, conviene sustituir la nata o la crema de leche por una clara de huevo batida a punto de nieve o por una lámina de gelatina.

    Y otro aperitivo con pocas calorías son las tradicionales aceitunas, las cuales, lejos de perder protagonismo, lo mantienen. Contienen poco más de 60 calorías y, al tomarlas, también nos aportan antioxidantes, fibra y ácido oleico (monoinsaturado). Junto a las aceitunas negras y verdes, y también bajas en calorías, podemos elegir entre los pepinillos, las alcaparras o las cebolletas.

    Tomados como aperitivos, y no como sustitutos de las comidas principales, o para saciar el apetito de comer algo entre horas, las calorías no tienen por qué convertirse en un problema y terminar desequilibrando el menú y la dieta.


    Bajo la creencia de que tienen menos calorías podemos excedernos en su consumo, cuando en algunos casos su valor calórico es solo algo menos que su original. El adjetivo light de algunos alimentos no siempre es sinónimo de bajo en calorías, por lo que puede tener justo el efecto contrario al deseado. Es conveniente leer siempre la etiqueta de los alimentos, aunque la premisa que no cambia, tanto en los light como en los normales, es que la clave de su consumo está en la moderación. Clave que diferencia una dieta sana, variada y equilibrada.

    762

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasAlimentación Equilibradaalimentación sanaConsejos DietasPicoteo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares