Navidad 2016

Azúcar: Sustitutos naturales para restar calorías

Azúcar: Sustitutos naturales para restar calorías

Azúcar: Sustitutos naturales para restar calorías. El azúcar es uno de los componentes de la dieta con una doble cara, ya que aunque es cierto que nos aporta energía, abusar de su consumo puede pasarnos factura, no solo en la báscula. Pero no hay por qué renunciar al sabor dulce, porque hay alternativas naturales más saludables.

por en Adelgazante, Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, alimentación sana, Consejos Dietas, Peso
Última actualización:

    sustitutos azucar

    Azúcar: Sustitutos naturales para restar calorías. No se trata de prohibir, sino de moderar su consumo. Los sustitutos naturales, como el sirope de agave, no solo endulzan, sino que son más saludables. No podemos olvidar que el consumo habitual de alimentos y bebidas azucaradas es un factor determinante en el exceso de peso, la grasa corporal y la resistencia la insulina. En una cucharada de azúcar, además de unas 16 calorías, también puede estar uno de los motivos por los que hemos ganado peso casi sin darnos cuenta. Pero hay alternativas naturales, sin necesidad de prescindir del sabor dulce y sin perder la batalla con la báscula.


    El azúcar, en su justa medida. Es la recomendación que suele acompañar al azúcar, un alimento dulce y que nos aporta energía, pero con una doble cara porque abusar de su consumo es la vía más rápida para sumar calorías a nuestra dieta. Abusar del azúcar favorece el sobrepeso, altera el funcionamiento de las hormonas responsables de regular la glucosa y aumenta el riesgo de problemas dentales (aparición de caries). La recomendación dietética es no sobrepasar el 10% del total de calorías de la dieta -57 gramos para una dieta de 2.300 calorías diarias, en el caso de las mujeres, y 75 gramos para una dieta de 3.000 calorías, en el caso de los hombres-.

    Algunos alimentos contienen el azúcar de manera natural, como la fruta, la leche o la miel, siendo precisamente éstos por los que hay que apostar. En otros, en cambio, su contenido es artificial, como por ejemplo los dulces, los productos de bollería o las galletas. En el caso de los azúcares artificiales su único objetivo es endulzar, aportando tan solo calorías vacías.

    Aunque la industria alimentaria ha optado por la fructosa para endulzar alimentos y bebidas –un azúcar simple con un poder edulcorante mayor que la sacarosa- abusar de su consumo se relaciona con una mayor acumulación de depósitos de grasa en el hígado y una alteración del perfil de lípidos sanguíneos.

    Hay otros alimentos, como los cereales o las legumbres, cuyos carbohidratos complejos se transforman en glucosa, la cual nuestro organismo utiliza o almacena.

    No se trata, como hemos señalado, de prohibir el consumo de azúcar, salvo lógicamente en los casos en que, por determinadas patologías (diabetes, hígado graso, triglicéridos elevados) o por seguir dietas de control, esté recomendado no tomarlo. En otras palabras, no hay por qué renunciar al sabor dulce que nos aporta. Entre los edulcorantes naturales, y sustitutos del azúcar, está el sirope de agave (miel o néctar de agave), con mayor poder edulcorante que la sacarosa. Este sirope se obtiene del jugo vegetal extraído del agave, similar a un cactus. Otra alternativa es el sirope de savia de arce y las melazas, obtenidas de la fermentación de los cereales.


    La estevia es el componente dulce natural más apreciado, una planta a la que además se le atribuyen efectos saludables, como el de ayudar a controlar la hipertensión arterial y los niveles de glucemia. La estevia, su extracto, se obtiene de un arbusto caracterizado por sus hojas de sabor dulce. A esta planta se le atribuyen además efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

    727

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdelgazanteCaloríasDieta EquilibradaDietasalimentación sanaConsejos DietasPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares