Beneficios del pilates para mujeres

El pilates ya es uno de las actividades físicas esenciales para ponerse enforma. Descubre los beneficios que aporta la práctica del pilates, especialmente en el caso de las mujeres.

por , il

    Beneficios del pilates para mujeres

    Hacer ejercicio físico siempre resulta recomendable, especialmente cuando se padece alguna dolencia en concreto, como diabetes o hipertensión. Entre las modalidades para mantenernos en forma y reforzar nuestra salud y bienestar se incluye el pilates. Vamos a ver cuáles son sus beneficios para las mujeres.

    ¿Qué es el pilates?

    El método pilates debe su nombre a su creador, J.H. Pilates, a principios del siglo XX, si bien ha sido en los últimos años cuando se ha convertido en una auténtica revolución como método para el cuidado del cuerpo .

    La particularidad del pilates reside en que es una modalidad deportiva que puede practicarse a cualquier edad, trabajando tanto el aspecto físico como el emocional (ejercicios de respiración y relajación activa). Así, el pilates es la suma del estiramiento del yoga, la fluidez del Tai Chi y el control respiratorio. El método pilates trabaja el equilibrio, fortaleciendo espalda, glúteos, piernas y brazos. El pilates nos ayuda a recuperar el control del cuerpo y del movimiento, evitando las posturas perjudiciales para nuestro cuerpo. Entre otros motivos, la práctica de pilates está recomendada en casos de rehabilitación muscular o problemas de espalda, ya que se trata de un método que aporta firmeza a la zona lumbar y a los músculos internos.

    Método pilates: beneficios

    ¿Qué beneficios reporta la práctica de pilates? Te los contamos todos:

    • Mejora la fuerza abdominal, lumbar y refuerza el suelo pélvico.
    • Ayuda a ganar en flexibilidad y equilibrio.
    • Mejora y alivia los síntomas del dolor de espalda (o dolencias como lordosis, escoliosis…).
    • Tonifica los músculos y mejora la postura.
    • El pilates también mejora el control, el equilibrio, la agilidad y la coordinación corporal.
    • Es una herramienta muy eficaz para prevenir y controlar las situaciones de estrés y ansiedad, por lo que no descartes el pilates si tienes problemas para conciliar el sueño.

    Pilates para mujeres

    Los ejercicios de pilates se realizan de manera tranquila y controlada mediante una correcta respiración. Los beneficios de practicar pilates no se basan en la cantidad de ejercicio que se realice, sino en la calidad de los movimientos. Tal y como hemos visto, el pilates se ha ganado estar en la lista de actividades o gimnasia física eficaz para cuidarse. Pero es que, además, el pilates es un ejercicio especialmente aliado con las mujeres. Es cierto que en nuestro país son más las mujeres que practican pilates, aunque también hay que recalcar que cada vez son más los hombres los que apuntan a esta modalidad.

    Si nos centramos, en este caso, en los beneficios específicos que reporta el pilates a las mujeres hay que hablar de que estamos ante un ejercicio especialmente útil durante el embarazo y para recuperar la forma física después del parto. Esto es gracias a que el pilates se centra en trabajar los músculos de la zona abdominal y de la pelvis , los cuales pueden debilitarse durante los nueve meses de embarazo. Este método también ayuda a aliviar la tensión de la espalda, uno de los dolores más comunes durante el embarazo, y en la recta final, ayuda al bebé a adopatr la posición adecuada para nacer.

    Variantes del pilates

    Dentro del método pilates existen diferentes escuelas o variantes, que difieren en cuanto a sus principios básicos. Para elegir la más adecuada lo principal es conocerla y guiarse por tu intuición en función de tus necesidades.

    • Pilates Original: es la básica y más fiel a los principios de su creador, Joseph Pilates. Su más ferviente transmisora es la bailarina Romana Kryzanowska, alumna directa de Joseph Pilates. Precisamente ella es la directora actual del estudio que poseían en Nueva York Joseph Pilates y su pareja Clara.
    • Stott Pilates: esta escuela nació en los años 80′ a partir del trabajo de una de las alumnas de Romana Kryzanowska, Moira Stott. Esta escuela se basa en el movimiento y estabilización de la cintura escapular, para evitar tensiones en cuello y hombros que en ocasiones el pilates original puede ofrecer.
    • Body Control: apareció en los años 90′ en el Reuno Unido. Se trata de un tipo de pilates donde el trabajo de concentración y control corporal son esenciales. Esta escuela es muy cercana al Pilates Original.
    • Polestar Pilates: esta escuela se enfoca en el área de la rehabilitación y acondicionamiento físico. Se centra especialmente en la articulación de la columna y el control del core y está enfocada a un pilates del estudio de los movimientos, mucho más profesionalizado en el ámbito de la medicina.

    Si quieres saber cómo son algunos ejercicios de pilates, no te pierdas este video de la vlogger Dakidissa S. con ejercicios para tonificar caderas y piernas.

    También te puede interesar: Activar el suelo pélvico con pilates: ¡Prueba en casa! y Aro de pilates: ejercicios para fortalecer glúteos y piernas.