Bulimia: tratamiento y consecuencias

Sunday 22/04/2012 por

Bulimia niña

Bulimia: tratamiento y consecuencias. La bulimia junto con la anorexia son dos de las enfermedades y trastornos alimenticios más graves que sufren cada vez más personas en nuestra sociedad. Mientras que al principio de su descubrimiento eran las chicas jóvenes las que más sufrían este trastorno, ahora cada vez son más son los chicos que lo padecen y las edades varían, siendo personas adultas las que últimamente acaparan portadas y noticias. Es uno de los grandes problemas que sacude a nuestra sociedad, y aunque conocemos lo que es, muchas veces no sabemos qué tratamiento es el que se sigue para conseguir superar esta enfermedad ni cuáles son las consecuencias de la misma. ¡Conócelas aquí!

La bulimia está afectando cada vez más a la población española y, prácticamente, a todos los países desarrollados. La estética de la delgadez, eliminando las curvas naturales, vientres extremadamente planos y la aceptación de la gente por su cuerpo son algunos de los factores que inciden en la parte psicológica de cada persona considerando que la delgadez extrema es algo positivo, siendo de esta forma inconformistas con su propia naturaleza.

A todos nos gusta vernos guapos y atléticos, pero ¿a toda costa? El ejercicio ayuda a ello: Pilates, aeróbic, step o fitness en general, así como las dietas controladas.

¿Qué es la bulimia?

Como hemos comentando hasta ahora, la bulimia es un trastorno alimentario y psicológico. El comportamiento que siguen las personas afectadas por la bulimia consiste en comer en exceso todo aquello que les apetece y de manera incontrolada, lo que supone en un principio una sensación de bienestar y de saciedad.

Una vez realizado este comportamiento, el individuo siente una sensación de vacío y de malestar consigo mismo por este comportamiento con lo que provoca de diferentes maneras la expulsión de la comida ingerida anteriormente: a través de vómitos, laxantes, etc.

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

Lo mejor para que el tratamiento sea más rápido y más eficaz es coger la enfermedad a tiempo. El problema es que las personas que lo sufren esconden sus comportamientos y no es hasta muy avanzada la enfermedad cuando la gente que le rodea es consciente de lo que ocurre.

En el momento en que somos conscientes de que una persona cercana a nosotros sufre este trastorno debemos ponerlo en conocimiento de un especialista que realice el seguimiento.

Podríamos resumir el tratamiento en dos partes: el tratamiento con la psicoterapia y el tratamiento con los fármacos.

El psicoterapeuta ha de ser un profesional especialista en problemas y trastornos relacionados con la alimentación, es decir especialista en bulimia y/o anorexia (otra de las enfermedad de trastorno alimentario más graves).

Los fármacos, principalmente antidepresivos pueden calmar esa sensación de malestar y de sentimiento de inconformismo consigo mismo durante el momento del tratamiento, sin embargo esta enfermedad es característica por sus altibajos, lo que la supresión de esta clase de pastillas podría ser perjudicial en un momento puntual.

Lo mejor es contar con un tratamiento psicológico y profesionales que nos orienten.

Por otro lado, dependiendo del grado en el que se encuentre la enfermedad es posible que el internamiento sea una de las opciones más seguras, para poder de esta forma realizar un tratamiento más controlado. En él se controlan los vómitos, normalizando el funcionamiento metabólico del paciente, realizando una dieta equilibrada y nuevos hábitos alimenticios. Junto a esto se encontrará el tratamiento psicológico.

Uno de los datos negativos de esta enfermedad es que solamente en el 40% de los casos se llega a controlar definitivamente la bulimia, y su tasa de mortalidad debido a la enfermedades que este trastorno genera es mayor que en el caso de la anorexia.

Consecuencias de la bulimia

  • Alteraciones digestivas. Son las más frecuentes de todas por la fuerza y la presión que se realiza sobre el estómago cuando el enfermo se provoca el vómito. De ello se deriva también dilatación y rotura del estómago, pérdida de esmalte dental y problemas bucales como caries, callosidades en las manos por el contacto del ácido del vómito con las mismas, aumento del tamaño de las glándulas salivares.
  • Alteraciones cardiovasculares. Alteraciones del ritmo cardiaco que puede provocar la muerte. Roturas en las venas de los ojos por el esfuerzo realizado para provocar el vómito.
  • Deshidratación.
  • Alteraciones e infecciones respiratorias.
  • Problemas neurológicos. Pueden llevar a crisis epilépticas.
  • Alteraciones psicológicas. Ansiedad por la comida y su consecuente sensación de malestar, así como depresión en algunas ocasiones. Intentos de suicidio por la sensación de vacío y de sentimiento de culpa, alteraciones del sueño, alteraciones de la personalidad, problemas sociales al no aceptarse a sí mismos, irritabilidad, consumo de drogas o alcohol, etc.

La bulimia es uno de los grandes males de nuestra sociedad. Hay que estar muy alerta a cualquier cambio que presintamos en la gente que nos rodea para poder actuar lo más rápido posible.

La aceptación de uno mismo con sus defectos y virtudes, es vital para una vida feliz y completa.

Sigue a Ella Hoy a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Sigues una dieta equilibrada?
Destacados en Facebook