Navidad 2016

Castañas: Frutos secos bajos en calorías

Castañas: Frutos secos bajos en calorías

Castañas: Frutos secos bajos en calorías. No solo su aporte calórico es menor al resto de los frutos secos, sino que son ricas en nutrientes esenciales como las vitaminas, minerales o hidratos de carbono. Son solo una parte de las propiedades saludables que podemos encontrar en este característico fruto de la temporada de otoño-invierno. No lo descartes de tu dieta, te sorprenderá.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, Grupos Alimenticios, Vitaminas, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas, Frutos Secos
Última actualización:

    castañas beneficios

    Castañas: Frutos secos bajos en calorías. ¿Sabías que las castañas son un alimento nutritivo, rico en vitaminas y minerales? Y no solo eso, sino que son buenas para los ojos, la piel o el pecho. Recomendadas para elevar nuestro estado de ánimo en los casos de decaimiento físico, las castañas, fruto seco de la temporada de otoño, son además bajas en grasas, por lo que su aporte calórico es inferior al de otros frutos. Buenas razones para incluir a las castañas en una dieta sana y equilibrada.


    Ricas en vitaminas (vitamina B, A, C, D y E y ácido fólico), en hidratos de carbono (en torno a un 40% de la castaña) y en minerales (fósforo, hierro, calcio y potasio). Su contenido en potasio las convierte en un aliado para prevenir la hipertensión, factor de riesgo de patologías cardiacas, entre otros, al favorecer la circulación sanguínea y regular la presión arterial. Las castañas son uno de los frutos secos que menos calorías nos aportan, una razón más para incluirlas en nuestra dieta y no descartarlas en los casos en los que nos preocupe mantener nuestro peso ideal. En concreto, cien gramos de castañas nos aportan 165 kilocalorías y apenas dos gramos de grasa. Además, por su contenido en fibra es un alimento saciante, al tiempo que puede ayudarnos a combatir los episodios de estreñimiento.

    La castaña también es un fruto rico en agua y ácido fólico, por lo que es un alimento a tener en cuenta durante el embarazo y la lactancia, ya que por sus propiedades energizantes ayuda a aumentar la producción de leche.

    Un fruto seco de temporada –la recogida es en los meses de otoño/invierno- que además nos ofrece múltiples alternativas de preparación (crudas, asadas, hervidas…) sin perder sus propiedades nutritivas.

    En otras palabras, las castañas son un complejo vitamínico o reconstituyente natural.

    Como hemos señalado, son ricas en nutrientes esenciales, lo que nos reporta beneficios para nuestra salud, en concreto para la salud de la piel o los ojos. Son un buen alimento energizante cuando estamos cansados, apáticos o decaídos o en estados carenciales como la anemia. Y las castañas también nos ayudan a controlar otras alteraciones, como el nerviosismo, episodios de insomnio o la falta de concentración (vitaminas B y fósforo).

    Entre las propiedades beneficiosas que se le atribuyen a las castañas está el ayudar a reducir los efectos del envejecimiento de la piel. Su contenido en vitamina B2 también ayuda a mantener nos ojos sanos.


    Entre las pocas excepciones, las castañas no están aconsejadas dentro de la dieta de las personas diagnosticadas de diabetes. Asimismo, también se deben evitar en casos de molestias estomacales, ya que pueden provocar hinchazón de vientre, sobre todo cuando se comen crudas. La castaña, como hemos visto, es un producto saciante, por lo que conviene moderar las cantidades (entre 2-3 castañas) y mejor tomarlas asadas.

    Como hemos visto, hay suficientes argumentos saludables y nutritivos para tener en cuenta a las castañas a la hora de incluir los frutos secos en nuestra dieta.

    737

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasGrupos AlimenticiosVitaminasalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos DietasFrutos Secos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares