Navidad 2016

Cerezas: Antioxidantes y pocas calorías, el postre ideal

Cerezas: Antioxidantes y pocas calorías, el postre ideal

Cerezas: Antioxidantes y pocas calorías, el postre ideal. Es una de las frutas de temporada que, pese a su reducido tamaño, esconde detrás de su sabor y color rojo característico múltiples beneficios para nuestra salud. Entre ellos, las cerezas es uno de los alimentos que mejor nos ayuda a mantener nuestro peso ideal, por su bajo contenido en calorías, apenas medio centenar en cien gramos. Pero no solo eso. Las cerezas ayudan a preservar nuestra salud de trastornos como los niveles altos de ácido úrico o la hipertensión.

por en Antioxidantes, Calorías, Depurativa, Dietas, Peso Ideal, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas, Radicales libres
Última actualización:

    cerezas

    Cerezas: Antioxidantes y pocas calorías, el postre ideal. Detrás del característico color rojo y el dulce sabor de la cereza, fruta de temporada, se esconden una saludable combinación de nutrientes, tales como minerales, vitaminas y fibra, sin olvidar su valioso contenido en antioxidantes. La suma de todos ellos convierte a las cerezas en un complemento ideal de una dieta sana y equilibrada. Las cerezas, además, te ayudan a mantener tu peso ideal, porque apenas contienen medio centenar de calorías por cada cien gramos. ¿No son acaso un postre ideal?


    Su color rojo ya denota que son una apuesta segura en nuestra dieta. La cereza es una fruta que, aunque pequeña, contiene en su interior múltiples nutrientes que, al ingerirlos, se traducen en beneficios para nuestra salud. Así, las cerezas, ricas en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, son unas compañeras ideales de una alimentación sana para mantener nuestro peso ideal. Y es que las cerezas, además de su dulce sabor y su particular textura, tienen muy pocas calorías. Así, un consumo diario de entre 15 y 20 cerezas se traduce en menos de 50 calorías, a lo que hay que sumar su contenido en fibra saciante.

    Otro de sus interesantes componentes son los flavonoides, en especial las denominadas antocianinas, capaces de bloquear los radicales libres y, por tanto, retardar los efectos del envejecimiento. De hecho, ninguna otra fruta tiene un contenido tan alto de antocianinas, responsables además de su color. Aunque todos los tipos de cerezas son una buena fuente de nutrientes, se considera a las de tonalidad más oscura como las mayores portadoras de hierro, potasio y magnesio.

    Precisamente, por su contenido en potasio, sumado a la fibra, activan la circulación intestinal y la eliminación de líquidos.


    Las cerezas ayudan, entre otros, a reducir los niveles de ácido úrico y aliviar los síntomas de inflamación de las articulaciones, a prevenir los síntomas de la artritis, a depurar el organismo y liberar toxinas, y a prevenir la hipertensión. En caso de hipererucemia, tomar cerezas puede tener efectos positivos por su propiedades depurativas y antiinflamatorias. Su contenido en antioxidantes convierte su consumo en un hábito saludable para la prevención de enfermedades cardiovasculares y trastornos crónicos.

    Comer cerezas no es solo es saludable, sino que nos ayuda a mantener nuestro peso, por su bajo contenido en calorías. Las cerezas, mezcladas con yogur, pueden ser un buen aperitivo para evitar comer entre horas otro tipo de alimentos menos saludables y, en ocasiones, más adictivos. Mezcladas con zumo de naranja conseguirás una refrescante receta y una aportación extra de antioxidantes.

    611

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AntioxidantesCaloríasDepurativaDietasPeso Idealalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos DietasRadicales libres

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares