Navidad 2016

Colesterol: ¿Debo comer sin grasas?

Colesterol: ¿Debo comer sin grasas?

Colesterol: ¿Debo comer sin grasas? Llevar una dieta sana y equilibrada es una de las premisas básicas para mantener a raya el colesterol, pero hay que recordar que no todas las grasas son malas, por lo que se trata de elegir las más saludables, por ejemplo, las de origen vegetal. Y un aliado, el pescado azul y su contenido en ácidos grasos Omega 3.

por en Anticolesterol, Antioxidantes, Dieta Equilibrada, Dietas, Grupos Alimenticios, Consejos Dietas, Prevenir Colesterol
Última actualización:

    colesterol alimentos

    Colesterol: ¿Debo comer sin grasas? El colesterol, en concreto tener el colesterol alto, es uno los factores de riesgo de los problemas cardiovasculares. Si el nivel del colesterol total supera la barrera de los 220, es aconsejable revisar nuestra dieta como aliada para equilibrarlo. Y es aquí donde surge la pregunta de si debe comerse sin grasas para reducir el colesterol. De entrada, no todas las grasas son iguales, por lo que no se trata de eliminarlas, sino de elegir las más saludables, por ejemplo las de origen vegetal.


    El colesterol, el enemigo silencioso de nuestra salud cuando sus niveles se desequilibran. La dieta, como sabemos, es la mejor herramienta para controlarlo y para reducir los riesgos de problemas vasculares. Una dieta de la que no debemos eliminar las grasas, ya que no todas son iguales. Se trata de apostar más por las grasas de origen vegetal (aceites de semillas, aceite de oliva) frente a las de origen animal.

    Hay un alimento en la pirámide alimentaria de la que podemos obtener interesantes beneficios. Se trata del pescado azul (sardinas, atún, salmón, caballa, o boquerón, entre otros), el cual se recomienda tomar varias veces a la semana ya que su contenido en ácidos grasos Omega 3 ayuda a controlar los niveles de colesterol.



    Entre los alimentos de una dieta sana para mantener a raya el colesterol se incluyen la fibra (pan, pasta y cereales integrales, legumbres, frutas y verduras), los lácteos (leche desnatada, quesos descremados, yogures), grasas (aceite de oliva, aceites de semillas). Tampoco deben faltar los alimentos que nos aporten proteínas, como la soja y las legumbres, los frutos secos (especialmente las nueces, por su efecto protector), los dátiles, ciruelas y pasas.

    Para mejorar el aporte de proteínas vegetal es aconsejable combinar en un plato alimentos como los cereales y las legumbres (arroz con lentejas, guisantes con pasta).


    Si nuestros niveles de colesterol son altos conviene moderar el consumo de grasas de carnes rojas (buey, cordero, ternera). Si optamos por la carne de caza y ave, mejor sin piel. También se debe moderar el consumo de mariscos y de margarinas vegetales.


    En esta lista se incluye aquello que debemos tomar solo en ocasiones puntuales si tenemos el colesterol alto, como las carnes grasas (cerdo, embutido, quesos curados grasos), las vísceras (riñones, hígado), los alimentos fritos o precocinados, los snacks, bollería industrial y alimentos salados. En otras palabras, se trata de limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas en su composición.


    Una dieta sana y variada también ser rica en antioxidantes, los cuales no solo aplacan los efectos colesterol (previenen la formación de placa en las arterias), sino que evitan los problemas arteriales. Antioxidantes como las vitaminas, especialmente C y E, o minerales como el selenio, los cuales podemos encontrar en verduras y hortalizas como los tomates, las espinacas, calabaza o zanahorias.

    Además de la dieta, también es importante seguir otros hábitos saludables, como la práctica de ejercicio físico o el dejar de fumar.

    731

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AnticolesterolAntioxidantesDieta EquilibradaDietasGrupos AlimenticiosConsejos DietasPrevenir Colesterol

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares