Navidad 2016

Colesterol: Menos riesgos con un diente de ajo al día

Colesterol: Menos riesgos con un diente de ajo al día

Colesterol: Menos riesgos con un diente de ajo al día. Un alimento tan natural como el ajo puede ser el mejor complemento para mantener a raya los niveles de colesterol y, por tanto, los riesgos de sufrir un trastorno cardiovascular. Las múltiples propiedades y cualidades del ajo lo convierten en un alimento indispensable de una dieta sana y equilibrada, premisa básica para la prevención de enfermedades. Además de aconsejar tomarlo crudo, los nutricionistas recuerdan que el ajo tiene otras muchas propiedades de las que puede beneficiarse nuestro organismo para mejorar su equilibrio y aumentar sus defensas.

por en Anticolesterol, Dieta Equilibrada, Dietas, Hipertensión, Principios Nutritivos, Alimentación Equilibrada, Prevenir Colesterol
Última actualización:

    ajo alimentacion

    Colesterol: Menos riesgos con un diente de ajo al día. Incluir en nuestra dieta un complemento natural como el ajo ayudará a reducir los niveles de colesterol y de triglicéridos, lo que conllevará un efecto beneficioso sobre nuestro corazón y nuestras arterias. El ajo, un alimento indispensable en muchas cocinas para la elaboración de todo tipo de platos, lo es también para nuestra salud por los efectos beneficiosos que puede reportar. Eso sí, los médicos y nutricionistas subrayan que no debe ser un sustitutivo del tratamiento médico, sino un complemento.


    Una dieta sana y equilibrada, en la que se incluyan alimentos que nos aporten todos los nutrientes necesarios, es el primer paso para la prevención de enfermedades. Entre los trastornos de salud que más preocupan a los nutricionistas se encuentra, sin duda, el colesterol, cuyos altos niveles pueden ser el desencadenante de trastornos coronarios o problemas de hipertensión bastante más serios. Pero reducir y prevenir los riesgos es posible y, como ayuda, un nuevo alimento que debemos incluir a diario en nuestra dieta. Se trata del ajo, un alimento tan natural como tradicional en nuestra cocina mediterránea. Y es que su consumo diario, según el último estudio llevado a cabo (Instituto de Toxicología de la Universidad de Shandong, China) es bueno para nuestra salud.

    Lógicamente, si sospechamos que nuestros niveles de colesterol no son los adecuados, debemos consultar al médico, tanto para diagnosticar la causa o factores de riesgo en cada caso, como para prescribir el tratamiento más adecuado. Un tratamiento que, a partir de ahora, puede tener en el ajo su mejor aliado.

    No se trata de sustituir el tratamiento, sino de complementarlo con un alimento tan natural como el ajo y al que ya se le han reconocido otras propiedades beneficiosas para la salud por sus cualidades depurativas, digestivas (ayuda a evitar las digestiones malas o pesadas), antisépticas, diuréticas y antibacterianas. Propiedades que no solo lo convierten en un aliado para reducir el colesterol, sino también para evitar la obstrucción de las paredes de las arterias y fortalecer nuestras defensas.

    Según los resultados del último estudio llevado a cabo, tomar ajo ayuda a mejorar el perfil del colesterol y los triglicéridos, lo que a su vez se traduce en una mayor protección de nuestra salud cardiovascular, tanto del corazón como de las arterias. El ajo, tanto en polvo como en extracto o en aceite, no tiene un efecto inmediato, pero sí a largo plazo. Es decir, al pasar a formar parte de una dieta equilibrada y mantenida en el tiempo, será cuando empecemos a notar sus efectos beneficiosos. Para aprovechar mejor sus propiedades, los nutricionistas recomiendan comerlo crudo o muy poco cocido.

    No es el primer estudio que se centra en sus propiedades para nuestra salud. Así, desde la Universidad de Oxford al Colegio Médico de Nueva York los investigadores ya han llamado la atención sobre el ajo para el control el de las dislipemias y como complemento dietético. De esta manera, el ajo se convierte en un alimento esencial de una dieta saludable para nuestro corazón. Dieta en la que tampoco deben faltar otros alimentos como el aceite de oliva, las nueces, las legumbres, frutas y verduras y el pescado azul.

    713

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AnticolesterolDieta EquilibradaDietasHipertensiónPrincipios NutritivosAlimentación EquilibradaPrevenir Colesterol

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares