Navidad 2016

Comer de tupper: Menú saludable fuera de casa

Comer de tupper: Menú saludable fuera de casa

Comer de tupper: Menú saludable fuera de casa. Comer de tupper no significa ni comer menos ni comer peor, sino todo lo contrario, ya que en la combinación de alimentos de todos los grupos reside una de las premisas para hacer del tupper o la fiambrera una comida igual de saludable que la que tomamos en un plato en casa. Además de atender a la elección de alimentos, también hay que prestar atención al propio recipiente, sobre todo si es de plástico.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Principios Nutritivos, alimentación sana, Consejos Dietas
Última actualización:

    comer de tupper

    Comer de tupper: Menú saludable fuera de casa. Platos de cuchara, verduras, ensaladas, carne o pescado. Comer de tupper o de tartera no tiene por qué ser ni aburrido ni menos nutritivo, ni tampoco implica a renunciar a aquellos platos que nos tomamos cuando comemos en casa. Todo lo contrario. Llevarse la comida de casa al trabajo nos permitiría adaptar el menú del tupper a nuestros gustos. Para que el menú cumpla con todos los requisitos saludables y nutritivos, conviene seguir algunos prácticos consejos, tanto sobre los ingredientes que no pueden faltar en el tupper diario, como sobre los recipientes, tan importantes como la propia comida.


    Incluir alimentos de todos los grupos para conseguir una dieta variada, evitar los alimentos demasiados grasos (por ejemplo, optar por la carne de ave y el pescado en lugar de la carne roja), no olvidar las verduras y frutas y optar mejor por los lácteos desnatados (quesos, yogures, leche) son algunos de los consejos nutricionales que harán que nuestro tupper sea tan saludable como la comida en casa. Otro consejo a seguir, cuidar el consumo de sal.

    En realidad, comer de tupper no significa que haya que renunciar a comer de todo y, mucho menos, a un menú completo (primer y segundo plato, postre). Así, por ejemplo, ¿por qué renunciar a una crema de calabacín combinada con unas croquetas de jamón y un tomate. De hecho, tal y como recomiendan los expertos hay que procurar que el tupper sea lo más compuesto posible y que nos aporte hidratos de carbono, lípidos y proteínas en las cantidades necesarias.


    No solo hay que cuidar la combinación del menú del tupper, sino también la refrigeración y el posterior calentado.

    Las condiciones del transporte, los cambios de temperatura o la manipulación del tupper pueden elevar los riesgos de proliferación de bacterias (salmonelosis, bacteria E.coli) responsables de trastornos gastrointestinales. El recipiente o fiambrera también cuentan, ya que el plástico, por ejemplo, puede desprender aditivos cuando no se trata de plástico explícito de uso alimentario. En este caso, en la parte posterior del recipiente o tupper aparece un icono dibujo indicativo (un envase junto a tenedor). No obstante, aunque llevemos la comida en el tupper, lo más aconsejable es calentarla en un plato de cristal o cerámica. Para que el recalentado sea más homogéneo –si lo hacemos en el microondas- mejor llevar la comida con caldo o salsa.

    Respecto al recipiente, es aconsejable no utilizar siempre el mismo, por una cuestión visual que puede terminar haciendo que las comidas resulten monótonas y aburridas, aunque cambiemos los menús. Si disponemos de espacio, lo mejor es utilizar diferentes envases en función de los ingredientes del menú.

    Para una mejor conservación de los alimentos, y para que no pierdan propiedades ni sabor, es mejor, por ejemplo, evitar abusar de los rebozados, un alimento que se endurece y seca muy rápido. Si nos gustan las ensaladas, mejor hacerlas de pasta, arroz y evitando un poco la lechuga, ya que puede perder parte de su textura y propiedades. De hecho, cuando se prepara una ensalada y la guardas, todos los ingredientes se mantienen en buen estado, pero la lechuga se estropea y dura menos. Hay algunos trucos caseros, como guardar la ensalada en frío y añadir un trozo de pan seco para que las hojas de la lechuga se mantengan frescas más tiempo.

    El tupper o fiambrera debe conservarse en frío y, a la hora de calentarlo, hacerlo a más de 70 grados centígrados.

    757

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasPrincipios Nutritivosalimentación sanaConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares