Comer de tupper tiene muchas ventajas

Hacer un esfuerzo y prepararse la comida en un tupper para el trabajo tiene muchas ventajas. ¡Atenta!

por , il

    Comer de tupper tiene muchas ventajas

    Tu horario de trabajo no te permite comer una buena comida casera diariamente, por lo que has optado por comer en restaurantes cada día. ¡Error! Aunque es cierto que puede ser un esfuerzo extra cocinar la noche anterior para prepararte un tupper, las recompensas que tendrás a largo plazo merecerán la pena. Te contamos todas las ventajas de comer de tupper.

    Controlas lo que comes

    Es la mayor ventaja, porque aunque pienses que con la elección de los menús tienes un cierto control, la verdad es que nunca sabes qué aceites usan para cocinar ni de dónde provienen las materias primas que utilizan y no siempre todos los platos de restaurantes son balanceados. Además, si comes de tupper siempre puedes añadir algún macronutriente y asegurarte de que tu dieta es equilibrada.

    No engordas

    Si llevas un tiempo comiendo en restaurantes cuando sales del trabajo, seguro que has comenzado a notar algunos kilitos de más, un poco de barriga extra o un aumento de tu trasero. Bueno, esto último puede deberse al llamado trasero de oficinista, que se produce tras largas horas de trabajo sentada. Sin embargo, tu dieta definirá si aumentas peso o, por el contrario, si tu cuerpo está preparado para el estrés y las largas horas de trabajo.

    Es importante que sepas que la comida preparada o de restaurantes tiene más calorías y aditivos que la que cocinamos en casa y, por lo general, suele ser escasa de nutrientes. Así que comer de tupper no sólo te ayudará a controlar tu peso sino a que tu cuerpo esté mucho más saludable.

    No sufres carencias alimenticias

    Muchos de los alimentos que comemos fuera de casa son procesados o ultraprocesados y aunque su marketing se empeñe en hacernos creer que son “saludables”, en realidad muy pocos lo son. Un estudio de la Universidad de Cambridge asegura que este tipo de alimentos tienen un bajo perfil nutricional, es decir, no tienen o son bajos en fibra, vitaminas, minerales, oligoelementos, antioxidantes, omegas… en fin, todos los nutrientes que necesitamos para mantener una dieta equilibrada. Por tanto, si nos acostumbramos a comer de tupper tendremos menos riesgos de sufrir carencias alimenticias. Eso sí, siempre y cuando la comida que preparemos en nuestro tupper sea sana.

    Previenes enfermedades metabólicas

    Las enfermedades metabólicas como la diabetes, la obesidad o la hipertensión están estrechamente relacionadas con nuestra dieta y alimentación diarias. De hecho, según un estudio de la Universidad de Cambridge publicado en Plos Medicine, el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 disminuye ante la mayor frecuencia de comidas caseras. Así que ya sabes, ¡a comer de tupper!

    Comer de tupper disminuye la ansiedad

    Si comes de tupper disminuirás considerablemente los aditivos y los azúcares que producen ansiedad y que están presentes en las comidas procesadas. Además, si sueles tener mucha ansiedad entre horas, puedes asegurarte de llenar tu tupper con alimentos saciantes ricos en proteínas animales y vegetales, los cuales liberan serotonina, una hormona que te ayuda a sentirte más saciada durante la jornada de trabajo.

    Más tiempo para comer y menos estrés

    Comer de tupper tiene muchas ventajas añadidas a nuestro desempeño y estrés laboral. Por un lado, mantener una alimentación inadecuada llena de hidratos, grasas y azúcares puede favorecer procesos de estrés, por lo que al comer una dieta balanceada de tupper podemos favorecer que nuestro proceso cognitivo sea mejor. Si quieres más información, no te pierdas La dieta que mantiene tu mente joven

    Por otro lado, los días en los que tengas mucho trabajo, puedes reducir el tiempo de espera en restaurantes y aprovechar tu tiempo de comida y descanso para reponer fuerzas comiendo tu tupper en un parque o un entorno natural.

    Gastas mucho menos

    Está claro que si comes de tupper gastarás mucho menos dinero en comida. Incluso puedes destinar más dinero en alimentos costosos que tal vez fuera de casa no te los puedas permitir.

    Así que ya sabes, haz un pequeño esfuerzo y come de tupper en el trabajo. Esto te ayudará a mantenerte siempre equilibrada tanto mental como físicamente.

    Y para ayudarte, no te pierdas Recetas para tupper: qué comida llevarme a la oficina