Comer poco y no adelgazar: 6 posibles explicaciones

Comer poco y no adelgazar: 6 posibles explicaciones

¿Has recortado las calorías de la dieta y sin embargo no consigues adelgazar? Te contamos cuáles pueden ser las causas que explican que no pierdas peso.

por en Adelgazante, Dietas, Perder Peso, Peso Ideal, Adelgazar, Consejos Dietas
Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17

    comer poco y no adelgazar 48x48 A la hora de seguir una dieta de adelgazamiento, tal y como veremos, no solo cuentan las calorías. Precisamente, uno de los errores más comunes cuando se quieren perder unos kilitos de más es recortar las calorías para comer menos. Pero, ¿qué sucede cuando recortar las calorías no se traduce en pérdida de peso? Comer poco puede ralentizar el metabolismo, justo el efecto contrario del deseado para adelgazar. Vamos a descubrir cuáles son las razones por las que, incluso comiendo poco, no logramos bajar de peso.

    metabolismo lento1 48x48 Al ingerir menos calorías, el organismo se vuelve más ahorrador y gasta menos energía, lo que hace que el metabolismo se ralentice. Saltarse las comidas o reducir excesivamente las calorías y las raciones puede alterar el metabolismo. Es esencial combinar la dieta con ejercicio para activar el metabolismo.

    acumulación grasa 48x48 Cuando reducimos de manera drástica las calorías, el organismo reacciona defendiéndose, y para ello almacena todo lo que comemos convirtiendo las calorías en grasa. Este es el principal riesgo que conlleva el decantarse por una dieta basada tan solo en reducir las calorías consumidas en las comidas.

    eliminar alimentos 48x48 Otro error asociado al recorte drástico de calorías es eliminar algunos alimentos específicos. Aunque en principio parezca que así perderemos los kilitos de más más rápido, nos exponemos al temido efecto yo-yo, que consiste en recuperar los kilos perdidos en cuanto recuperemos la dieta normal.

    desequilibrio comidas 48x48 Si se reducen las calorías solo en algunas comidas, corremos el riesgo de comer en exceso en el resto, como en la cena. De esta manera, no solo nuestro metabolismo se desequilibrará, sino que nos resultará mucho más difícil controlar el hambre entre horas, haciendo que al final comamos más.

    saltarse meriendas y media mañana 48x48 En concreto, el tentempié a media mañana y merienda. Para que nuestro metabolismo se mantenga activo es aconsejable que no pasen más de tres horas sin comer nada. Así, además de las comidas principales (desayuno, comida y cena), hay que tomar un tentempié ligero entre horas.

    622