Navidad 2016

Decoración, ideas regalo, moda y tendencias para las fiestas navideñas.

Comidas navideñas: ¡Evita los kilos de más!

Comidas navideñas: ¡Evita los kilos de más!

Comidas navideñas: ¡Evita los kilos de más! Cuidar nuestra alimentación y nuestra salud durante las fechas navideñas, siguiendo unos sencillos consejos de nutrición, evitará no solo que ganemos peso, sino que cometamos excesos que se pueden traducir en otros problemas de salud como hipertensión, empacho o dolores estomacales. Mantener nuestra figura y evitar los entre dos y cuatro kilos de media que se pueden ganar en las fechas navideñas es posible.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Metabolismo, Navidad, Peso Ideal, Alimentación Equilibrada, Consejos, Peso
Última actualización:

    comidas navideñas

    Comidas navideñas: ¡Evita los kilos de más! Mantener la figura y evitar las tentaciones no siempre resulta sencillo con las comidas y cenas familiares propias de las fechas navideñas. De hecho, se calcula que los excesos navideños se traducen un aumento de peso de entre dos y cuatro kilos de media, según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Pero, aunque parezca complicado, se puede mantener nuestro peso, o al menos evitar perder lo que hemos ganado o mantenido durante el resto del año, siguiendo unos sencillos consejos de los expertos en nutrición.


    Para evitar los temibles kilos de más ya no es necesario renunciar a los placeres gastronómicos ni mucho menos a las comidas navideñas. La preocupación, lógica en muchos casos, por no perder la figura o el peso alcanzado, nos hace muchas veces renunciar a concedernos algún que otro capricho. Así, el primer consejo de los nutricionistas es que no hay por qué renunciar a un menú rico y, al mismo tiempo, sano, por ejemplo, apostando por el pescado en las comidas navideñas en lugar de por la carne. Y si optamos por esta última, mejor pollo o pavo, un ingrediente típico, por cierto, de los menús navideños, o acompañada de verduras y alguna ensalada. Otro alimentos igual de sanos, y a los que tampoco hay por qué decir que no, son el jamón ibérico y, en cuanto a los postres, el mazapán o las macedonas de frutas como la piña o la pera. Y para brindar, mejor cava o vino, ya que engordan mucho menos que obras bebidas alcohólicas, sin olvidar beber agua, ya que nuestro cuerpo necesita seguir hidratándose.

    No es el único consejo, porque cuidarnos y cuidar nuestra alimentación es algo que tampoco podemos olvidar en Navidad. Aunque apelamos a que son unas fechas especiales, el comer de manera copiosa no solo se traducirá en un aumento de nuestro peso, sino que también puede conllevar otros problemas de salud, y aquí tenemos un buen argumento para convencernos de que se puede disfrutar de las fiestas y comidas navideñas sin olvidarnos de unos mínimos hábitos de alimentación saludable.

    De hecho, los médicos advierten del aumento de consultas de problemas estomacales y digestivos durante estas fechas, consecuencia de empachos, pesadez de estómago y ardores propios de las comidas abundantes y, sobre todo, ricas en grasas y azúcares. ¿El motivo? En una comida festiva se pueden llegar a ingerir el equivalente a las calorías de dos días de dieta normal.

    Así, además de evitar engordar, si optamos por una alimentación más sana durante estas fiestas también evitaremos otros riesgos como la hipertensión o la agudización de determinadas patologías como la diabetes o el colesterol.

    Fechas navideñas en las que no tampoco es conveniente olvidarnos de otros hábitos saludables como practicar, al menos, media hora de ejercicio físico al día, actividad que además es un buen aliado para evitar el estrés que acompaña a muchas personas durante estas fechas.

    Recientemente, los expertos en nutrición han subrayado que seguir dieta durante dos días a la semana es más efectico que llevar una dieta rigurosa y prolongada. Es decir, para evitar ganar peso también se puede optar por llevar una dieta más ligera después de una comida navideña (por ejemplo, con un menú más rico en verduras y frutas), por lo que nunca se debe hacer es dejar prácticamente de comer, es decir, quedarnos en ayunas antes de darnos un buen festín. Esto hará que nuestro apetito se vuelva incontrolable y no compensaremos en absoluto a nuestro cuerpo ya que la absorción de calorías será mucho mayor.

    Si seguimos nuestros hábitos y no rompemos horarios de comidas, a la hora de sentarnos a la mesa no ingeriremos más calorías de las necesarias. Podemos probar de todo, sin necesidad de comer en exceso. Es tan sencillo, como planificar los menús por adelantado en los que haya un equilibrio de los alimentos y sin olvidar que disfrutar de la buena mesa y cuidar de nuestra salud en cualquier fecha del año es compatible.

    861

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasMetabolismoNavidadPeso IdealAlimentación EquilibradaConsejosPeso