Cómo comer la lechuga para bajar de peso

Apúntate al verde, y en concreto al de la lechuga, una aliada de primera para ganar la batalla a la báscula.

por , il

    Cómo comer la lechuga para bajar de peso

    La lechuga contiene un 95% de agua, lo que unido a su bajo aporte calórico (menos de 20 kcal por cada 100 gramos), la convierten en uno de los alimentos más recomendados cuando estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento. De efecto saciante, esta hortaliza también es rica en vitaminas, como provitamina A, esencial para la visión y el buen funcionamiento del sistema inmunológico, y vitaminas C y E, de efecto antioxidante. La lechuga también contiene folatos, esenciales para la producción de glóbulos rojos y blancos. También aporta minerales, como potasio, lo que combinado con su escasa presencia de sodio confieren a la lechuga propiedades diuréticas que ayudan a eliminar las toxinas y a evitar la retención de líquidos.

    Aunque la lechuga se utiliza sobre todo como ingrediente de las ensaladas, tiene muchos otros usos culinarios, ya que por ejemplo sus hojas pueden cocerse como otras verduras. Hay otro beneficio añadido de la lechuga, y es que es un alimento con efecto sedante por lo que también te ayudará a estar más relajada y a dormir mejor.

    Agua de lechuga

    Para preparar el agua de lechuga seguimos los mismos pasos que para una infusión. Necesitamos un litro de agua y hojas de lechuga (100 g). Lavamos bien las hojas y las cortamos en pequeños trozos. Ponemos una cazuela con el agua y, al primer hervor, añadir la lechuga. Hervir durante 15 minutos y retirar del fuego. Dejar reposar entre 10-15 minutos. Filtrar antes de beber. Se pueden tomar 3 tazas al día.

    Sopa de lechuga y cebolla

    Una forma ideal de comer lechuga en cualquier época del año y aprovechar las propiedades adelgazantes de las sopas. En este caso la combinamos con otro alimento diurético y bajo en calorías. Para preparar la sopa necesitamos cebollas (2), una cuchara de aceite de oliva, caldo de verduras (1 litro), 3 hojas de lechuga, guindilla (1). El primer paso será pelar y pochar las cebollas en una cazuela con el aceite de oliva. Añadir la lechuga cortada, el caldo de verduras y una pizca de guindilla y dejar cocer durante 15 minutos. Retirar del fuego y pasar por la batidora.

    Zumo de lechuga

    La lechuga es uno de los ingredientes que no deben faltar en los zumos verdes. Puedes batir una rodaja de piña con media lechuga, 1 pepino, perejil y 3 ramas de apio. Tomar al instante.

    También te puede interesar: Ensaladas vegetarianas para bajar de peso: recetas fáciles y descubre las 5 mejores frutas para comer en el desayuno para adelgazar.