¿Cómo resistir el hambre durante la dieta?: 10 consejos

Con una dieta equilibrada, y algo de perseverancia, se consigue adelgazar, pero ¿cómo resistir el hambre o la ansiedad por comer? Toma nota de estos prácticos y sencillos consejos que te serán de gran ayuda.

por , il - Última actualización

    Controlar el hambre entre horas es clave para conseguir resultados efectivos con la dieta. Apetito que hay que mantener a raya de manera equilibrada, sobre todo para evitar caer en las tentaciones más calóricas. Tener hambre es la señal de nuestro organismo de que necesita reponer energías, pero ¿cómo resistir el hambre emocional? No te pierdas estos 10 consejos para evitar anular los efectos de la dieta que estás siguiendo.

    1. Evitar las dietas demasiado drásticas

    Cuando la sensación de hambre se vuelve incontrolable hay que detenerse a examinar la dieta porque quizá sea demasiado restrictiva, y con una ingesta deficiente de alguno de los nutrientes esenciales, lo que a su vez dificultará que la pérdida de peso sea efectiva y duradera.

    2. No saltarse el desayuno

    Toda dieta equilibrada, y sobre todo si quieres controlar el hambre, empieza con un desayuno completo. No desayunar o tomar solo un café es contraproducente, no solo porque merma nuestro rendimiento sino porque el hambre nos asaltará sin remedio. El desayuno es esencial para estimular el metabolismo.

    3. Evita eliminar los carbohidratos

    Eliminar los carbohidratos de la dieta no es aconsejable, ya que son los encargados de estimular la producción de serotonina, neurotransmisor que activa la señal de saciedad.

    4. Tomar lácteos

    Al igual que los hidratos de carbon, la leche y el queso estimulan la producción de triptófano que se convierte en serotonina.

    5. Dedicar tiempo a las comidas

    Comer sin prisa, masticando bien, es la mejor forma para estimular la sensación de saciedad y evitar comer más de lo debido. Si masticamos bien cada bocado daremos tiempo al estómago de enviar la señal al cerebro de que ya está saciado.

    6. Elegir bien la merienda

    Opta por alimentos naturales y de temporada como las frutas. El plátano, manzana o pera son perfectos para calmar el apetito entre horas.

    7. Beber más agua

    Muchas veces confundimos el hambre con sed, por lo que antes de asaltar la nevera prueba a tomar un vaso de agua, una infusión o un zumo natural. Si estás a dieta, es aconsejable beber más agua para una mejor hidratación y depuración. Un truco: tomar 2 vasos de agua antes de las comidas principales aumenta la sensación de saciedad.

    8. Tentempiés fuera de casa

    Si estás fuera de casa, para calmar el hambre entre horas lo mejor son las galletas integrales y otros snacks bajos en calorías. Las galletas las encontrarás de todos los sabores.

    9. Zumos de verduras

    A media mañana o a media tarde, un zumo verde es una opción nutritiva, depurativa y saludable. Puedes mezclar tus verduras y frutas preferidas, aprovechando todas sus propiedades para sentirse bien por dentro y por fuera.

    10. Tomar té verde

    El té verde es uno de los mejores aliados de las dietas de adelgazamiento. Además de purificar, es antioxidante. Puedes tomarlo a primera hora para aumentar su efecto. Como alternativa para conciliar además el sueño, prueba con una infusión de fucus.