Navidad 2016

Cómo utilizar el Foam Roller: Beneficios

Cómo utilizar el Foam Roller: Beneficios

Una herramienta tan sencilla que te sorprenderá todo lo que puede hacer por tu cuerpo para ponerte en forma.

por en Dietas, Ejercicios para adelgazar, Consejos Dietas, En Forma
Última actualización:
    Cómo utilizar el Foam Roller: Beneficios

    Mejorar el equilibrio y la flexibilidad. Son dos de los dos beneficios que se le atribuyen a esta práctica herramienta, el Foam Roller, un rodillo de espuma de textura rígida que puedes incorporar a los ejercicios de calentamiento al inicio de la sesión o de estiramientos al finalizar el entrenamiento. El ejercicio físico, como ya sabemos, es un hábito que debemos poner en práctica al menos tres veces a la semana. Hoy en día disponemos de numerosas herramientas y gadgets que nos brindan la oportunidad de mejorar el rendimiento y de ponernos en forma de manera más rápida y divertida. El Foam Roller está pensado también para liberar la sobrecarga muscular, evitar contracturas, relajar los músculos y mejorar la circulación.

    El Foam Roller prepara los músculos para el esfuerzo. Para ello, en los ejercicios de calentamiento colocamos el rodillo de espuma debajo del grupo muscular que vamos a trabajar y lo hacemos rodar durante un par de minutos ejerciendo una ligera presión y calentando el tejido o fascia que recubre la mayoría de la musculatura de nuestro cuerpo. Este rodillo de espuma también mejora la circulación y ayuda a recuperarse de las lesiones.

    Para trabajar el equilibrio es tan sencillo como colocarse encima del Foam Roller y tratar de no caer. De esta manera aumenta la estabilidad y se trabajan las articulaciones.

    Por otra parte, el Foam Roller se puede utilizar en los ejercicios de estiramiento para relajar los músculos y evitar sobrecargas. Con un masaje suave en la zona se alivian las tensiones musculares. Otro de los beneficios que reporta es ayudar a mejorar la postura corporal. En este caso, es un buen complemento para la práctica de pilates.

    La autoliberación miofascial es una de las técnicas específicas que se practican utilizando el Foam Roller. Tan sencillo como masajear la zona que queramos relajar o liberar de tensiones y sobrecargas. En pocas palabras, se trata de hacer rodar la parte del cuerpo o músculos a trabajar sobre el rodillo. Conviene hacerlo de manera suave y lenta, siendo suficiente con ejercer la presión durante unos minutos.

    También te puede interesar: HIIT: 10 claves para entender el entrenamiento de intervalos de alta intensidad y toma nota de los 10 mitos sobre el running que debes saber antes de empezar a correr.

    520

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DietasEjercicios para adelgazarConsejos DietasEn Forma

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares