Navidad 2016

Conejo: Equilibrado, sabroso y económico

Conejo: Equilibrado, sabroso y económico

Conejo: Equilibrado, sabroso y económico. El conejo, además, es bajo en grasas y en calorías, al tiempo que admite múltiples preparaciones. Un alimento de fácil digestión que no solo es un buen aliado para mantener el peso, sino que también ayudará a equilibrar tu dieta y tu presupuesto. Más por menos. Descubre las propiedades de esta carne blanca y de característico sabor.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, Hipertensión, Vitaminas, Alimentación Equilibrada, Beneficios alimentos, Consejos Dietas
Última actualización:

    plato conejo

    Conejo: Equilibrado, sabroso y económico. Es uno de los alimentos que nos ayuda a equilibrar nuestra dieta y nuestro presupuesto. Más por menos, porque además de ser nutritivo, el conejo es un plato que admite múltiples preparaciones. Un plato que también debemos tener en cuenta para una comida o cena especial, como pueden ser las fiestas navideñas. En este caso, por ejemplo, puede ser una buena alternativa al tradicional cordero. Descubre las propiedades que se esconden detrás de este alimento.


    Nutritivo, equilibrado, sabroso y con la mitad de contenido en grasas que otras carnes. El conejo es un alimento versátil que además de equilibrar nuestra dieta también nos ayuda a equilibrar el presupuesto en alimentación, ya que es una carne más barata y que permite múltiples preparaciones. Además de ser nutritiva, la carne de conejo es baja en grasas, por lo que si lo preparamos al horno o a la plancha, la cantidad de calorías de un plato no superará las 200. Si la cocinamos de forma sencilla, y no abusamos de las salsas calóricas, puede ser un alimento interesante para mantener nuestro peso ideal.

    Entre otras propiedades, el conejo es especialmente rico en vitamina. Así, junto a otras carnes como la del jabalí, es apreciada por su contenido en vitamina B12, cuyo aporte diario se traduce en una ración de unos 250 gramos de carne de conejo. Esta vitamina mejora la agilidad mental y, en caso de déficit, puede provocar anemia y desorientación.


    Y hay más beneficios, porque esta carne de tonalidad blanca y característico sabor, también es una buena aliada de las dietas de los hipertensos. En este caso, entre las formas de preparación, se puede optar por conejo al escabeche o a ajillo y, para sustituir la sal, marinado con especies e hierbas aromáticas. Y un par de consejos culinarios. Si la preparación del conejo la acompañas de frutas del bosque (en forma de compota), además de las proteínas de buena calidad de la carne, también sumarás las sustancias antioxidantes de las frutas. Y, si por el contrario, optas por un salteado de verduras y manzana, guisantes con zanahorias o arroz blanco, no solo ayudas a mantener la glucosa a raya, sino que también ayudas a prevenir el aumento del colesterol.


    Solo comparable a la carne de ternera, el conejo también es rico en niacina, una vitamina perteneciente al grupo B y que nos ayuda a cargarnos de energía y a estimular el sistema nervioso.

    En definitiva, la carne de conejo suma propiedades y argumentos beneficiosos para incluirla en una dieta sana, variada y equilibrada. Así, podríamos resumir los beneficios de esta carne en que se trata de un alimento bajo en grasas, con bajo contenido en colesterol y rico en minerales como hierro, magnesio o cinc. Además de su contenido en vitaminas, también es apreciada por su contenido en proteínas, la baja presencia de sodio y por el bajo número de calorías. Por último, señalar que la carne de conejo, además ser un versátil en su preparación, es un alimento de fácil digestión.

    710

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasHipertensiónVitaminasAlimentación EquilibradaBeneficios alimentosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares