Navidad 2016

Consumo de sal: Legumbres, nueces y fruta para compensar excesos

Consumo de sal: Legumbres, nueces y fruta para compensar excesos

Consumo sal: Legumbres, nueces y fruta para compensar los excesos. No solo debemos vigilar el consumo de sodio (no más de dos gramos al día o su equivalente, 5 de sal), sino también los de potasio, esencial en la dieta no solo para compensar los excesos de sal sino para cuidar la salud de nuestros músculos. Para equilibrar, apostemos por alimentos con potasio, como las legumbres, fruta o nueces.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Hipertensión, Principios Nutritivos, Alimentación Equilibrada, Consejos Dietas, Sal
Última actualización:

    consumo sal

    Consumo de sal: Legumbres, nueces y fruta para compensar excesos. La Organización Mundial de la Salud, OMS, cifra en dos gramos la cantidad diaria de sodio recomendada, o lo es que lo mismo, cinco gramos de sal. A esto hay que sumarle que la dieta debe incluir, al menos, 3,5 miligramos de potasio al día. Consumir más sodio que potasio es una de las causas más comunes de desequilibrios en las dietas. El consejo, incluir más legumbres, frutos secos como las nueces y fruta en nuestra dieta diaria.


    ¿Cuánta sal consumimos al día? No es una pregunta sin importancia, todo lo contrario, ya que el consumo de sal interviene directamente en el equilibrio de la dieta. De hecho, moderar el consumo de sal –apostando por otros sustitutos para aderezar o dar sabor a los platos- sigue siendo uno de los consejos fundamentales de una dieta sana y equilibrada. La Organización Mundial de la Salud, OMS, apunta que el consumo diario de sodio en la dieta de los adultos no debe sobrepasar los dos gramos -5 gramos de sal-, mientras que el de potasio debe ser, al menos, de 3,5 miligramos al día. Consumir demasiada sal es un factor de riesgo de las patologías cardiovasculares. En el caso de las personas hipertensas, el consumo de sal se debe vigilar de manera excepcional, reduciendo lo máximo posible su consumo.



    Utilizamos la sal para darle más sabor a los alimentos, olvidando que estos ya contienen sales minerales que les aportan cada uno de sus sabores característicos. Abusar de la sal puede traer complicaciones para la salud, además de desequilibrar la dieta.

    La mayoría de la sal que consumimos procede de los alimentos preparados –en torno al 75%-. El resto se reparto entre los platos que cocinamos (15%) y la cantidad de sal que de manera natural contienen algunos productos. Para compensar los niveles de sal o de sodio, la dieta debe incluir potasio. El sodio lo encontramos fundamentalmente en la leche, los huevos y la nata (en torno a unos 50 miligramos por cada cien gramos). Una cantidad que se multiplica en los alimentos preparados, el bacon o los cubitos de caldo. Para compensar, la OMS aconseja apostar más por los alimentos ricos en potasio como las legumbres (judías, por ejemplo, que tienen 1.300 miligramos de potasio por cada cien gramos), frutos secos como las nueces (440 miligramos de potasio y solo 2 miligramos de sodio) o frutas como los dátiles o el plátano. No hay que olvidar que el potasio, además de compensar los excesos de sodio, es fundamental para los músculos (combatir la debilidad muscular), para evitar los calambres o la irritabilidad.


    El consumo excesivo de sal en la dieta nos hace más vulnerables a padecer problemas de corazón, entre ellos, el de sufrir un infarto. El consumo de sal se debe controlar desde las primeras etapas, ya que la dieta en la edad infantil o juvenil nos puede predisponer a padecer problemas de salud en la edad adulta (obesidad, diabetes, hipertensión arterial, entre otras).

    724

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasHipertensiónPrincipios NutritivosAlimentación EquilibradaConsejos DietasSal

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares