Corset para adelgazar: Riesgos y beneficios

¿Es bueno utilizar corset para adelgazar? Te contamos los detalles

por , il

    Corset para adelgazar: Riesgos y beneficios

    El corset es una prenda que ha estado muy de moda durante mucho tiempo, actualmente se utiliza en muchos casos para adelgazar, pero ¿es bueno utilizar esta prenda? La realidad es que existen puntos favorables y en contra de la utilización de este tipo de prenda. A continuación, te descubrimos cuáles son las razones a favor y en contra de utilizar el corset como método de adelgazamiento.

    ¿Qué es exactamente el corset para adelgazar?

    El corset es una prenda de lencería, que durante muchos siglos fue también, una prenda de moda.

    Actualmente no suele utilizarse como prenda de ropa, pero si se utiliza para moldear la figura en casa o incluso en algunos casos, debajo de las prendas de vestir.

    Esta prenda moldea la figura a través de la presión que ejerce su estructura sobre el abdomen conseguida a través de la regulación de unas cuerdas o sistemas de sujeción que se encuentran en la parte trasera de la prenda.

    Beneficios de utilizar el corset para adelgazar

    Utilizar este tipo de prenda, puede ayudarnos a moldear la figura y recuperar una línea un tanto más curvada.

    Es recomendable utilizarlo durante un breve período de tiempo tras el embarazo, para ayudar al cuerpo a retomar su figura y devolver la piel flácida a su sitio. Es imprescindible utilizar este tipo de prenda solo de forma puntual (unas pocas horas al día) y durante un periodo breve de tiempo (aproximadamente unas dos semanas)

    Por supuesto, el uso de esta prenda aumenta su eficacia si se combina con una dieta personalizada y equilibrada y con algunos ejercicios para fortalecer el abdomen.

    Riesgos de utilizar el corset para adelgazar

    El uso prolongado de esta prenda, puede acarrear muchos problemas en el cuerpo. Uno de ellos son los problemas de respiración, al presionar el diafragma de forma continua podemos sentir insuficiencia respiratoria en algún momento si abusamos del corset.

    Además de esto, su uso continuo puede llegar a desplazar los órganos de tal manera que las consecuencias para nuestra salud sean enfermedades crónicas o mal funcionamiento de estos órganos.

    El corset también puede deformar los músculos, dejando atróficos algunos de ellos y haciendo que determinados movimientos sean muy dolorosos, obstruyendo además el flujo sanguíneo y provocando problemas de circulación graves.

    Uso moderado del corset

    #ad I'm really obsessed with waist training! Thank you @premadonna87 for my new waist shapers! #whatsawaist

    A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

    Esta prenda como casi cualquier cosa en la vida, depende de su uso.

    Si utilizas corset en un momento puntual (como por ejemplo tras un parto) y de forma responsable no tienen por qué suponer ningún problema para tu salud.

    Por el contrario, si abusas de su uso, las consecuencias pueden ser cuanto menos significativas para tu cuerpo.