Dejar de entrenar: Qué pasa en tu cuerpo cuando dejas de hacer deporte

¿Crees que no pasa nada por dejar unas semanas de entrenar? Estás equivocada. Te contamos las consecuencias de dejar de hacer deporte.

por , il

    Dejar de entrenar: Qué pasa en tu cuerpo cuando dejas de hacer deporte

    La pereza ha invadido tu cuerpo y tu mente. Tras unas semanas de mucho trabajo, un catarro o unas fabulosas vacaciones dejaste de entrenar y después no volviste. ¿Sabías que puede tener consecuencias negativas en tu cuerpo? Te contamos lo que le sucede a tu cuerpo cuando dejas de entrenar y hacer deporte. ¡Te lo pensarás antes de dejar el gimnasio!

    Primera semana: ¡aún estás a tiempo de volver!

    Ya en la primera semana en la que dejas de entrenar tu cuerpo pierde forma física. Para empezar, pierdes un 5% de tu “VO2 max”, es decir, de tu capacidad de oxigenación mientras haces una actividad física. Mientras que cuando entrenas regularmente llegas a tu máxima capacidad (100%), tras una semana de pereza y falta de ejercicio tendrás un 95% de capacidad de oxigenación.

    Esto significa que hay menos oxígeno disponible para generar energía para los músculos, por lo que tu capacidad física será menor. Por ejemplo, si corrías 5 kilómetros en 20 minutos, necesitarás 10 segundos más para correr la misma distancia.

    En definitiva, tras una semana sin entrenar ni hacer deporte, ya bajas de forma, pero todavía puedes recuperar lo perdido en poco tiempo.

    Semana 2-3: comienzas a decaer

    Tan sólo dos o tres semanas sin entrenar pueden ser fatales para tu cuerpo. Puedes llegar a perder hasta el 12% de “VO2 max”, es decir, tienes una capacidad oxigenación del 88% como máximo, en vez del 100% cuando entrenabas.

    Además, se produce una disminución de la fuerza muscular y del tejido, tus células musculares se vuelven más pequeñas y las células de grasa son cada vez más grandes, por lo que estás considerablemente en peor forma.

    Si tu marca personal de 5 kilómetros estaba en 20 minutos, ahora aumentará en 60 segundos más. ¡Ya vas por 21 minutos!

    Semanas 4-7: comienzas a acumular grasa

    Ya estás en una capacidad de oxigenación del 85%, es decir, una pérdida del 12-15% de “VO2 max”. Tus células musculares son incluso más pequeñas que antes y empezarás a sentirte hinchada ya que las células de grasa están creciendo considerablemente.

    Necesitarás 3 minutos más de tu marca personal para recorrer 5 kilómetros, es decir, de 20 minutos pasas a 23.

    Después de 2 meses: comenzarás a deprimirte

    Tu capacidad de oxigenación está a ¡tan sólo el 74%! (pérdida del 23% de “VO2 max”). Así que mejor ya ni pienses en tu marca personal anterior porque es verdaderamente deprimente, ya no lograrás ni recorrer los 5 kilómetros.

    Además, si sigues así y dejas de hacer deporte y ejercicio, estas son las posibles consecuencias:

    • presión sanguínea alta
    • aumento de los niveles de grasa en la sangre
    • riesgo de enfermedades cardiovasculares
    • riesgo de obesidad
    • depresión
    • baja autoestima

    En definitiva, dejar de entrenar es tan malo como no hacer ejercicio nunca. Es normal necesitar un descanso cuando haces ejercicio físico duro, como una media maratón o un entrenamiento HIIT, pero cuando descanses acostúmbrate a hacerlo desde una actitud de recuperación activa. Si simplemente te acuestas en el sofá o la cama, perderás la voluntad de hacer ejercicio físico más rápido de lo que piensas. Que no te invada la pereza y a echarle ganas al ejercicio.

    También te puede interesar: Volver al gimnasio: Consejos para recuperar lo perdido y Plank, squat, burpee y otros ejercicios que debes conocer