Dieta 21: Pierde peso en menos de un mes

por , il

    Dieta 21: Pierde peso en menos de un mes

    Dicen que 21 son los días necesarios para crear un hábito. El cerebro cambia, es un órgano en constante evolución que se adapta a todo tipo de circunstancias, y el tiempo para hacerlo, son 21 días. Parece sencillo, sólo basta mentalizarte y poner mucho de tu parte para que ese cambio sea consciente. ¿Y si aplicaras esto a crear hábitos saludables?

    Funciona. Es la dieta 21, una forma perfecta, si lo necesitas, de perder peso de forma equilibrada y correcta cuidando tu organismo. Te descubrimos cómo perder peso en menos de un mes.

    Alimentación sana: desintoxica tu organismo

    Este tipo de dieta no es agresiva, tan solo consiste en purificar tu cuerpo y desintoxicarte de todas las sustancia nocivas fruto de una alimentación desequilibrada. Para ello tienes que habituar a tu organismo a no consumir comida procesada. Este tipo de alimentos tienen mucho azúcar añadido y tu organismo termina necesitando más y más entrando en un círculo vicioso. Para ello sustituye las bebidas altamente calóricas por agua y zumos. Puedes optar por zumos detox con muchas vitaminas y sabores diferentes si lo que te cansa es lo insípido de beber agua.

    La alimentación ideal

    En cuanto a la dieta que has de seguir tienes que evitar consumir un exceso de hidratos de carbono. Las dietas ricas en proteínas, en cambio, son mucho más saludables. Así ayudas a producir y renovar los tejidos de tu cuerpo y por norma general suelen ser alimentos mucho más saciantes que el resto. Incluye las legumbres y otros granos como la quinoa, cuyos beneficios son incalculables. Añade a tu alimentación una buena dosis vitamínica proveniente de frutas y verduras y prueba las algas, cuyos efectos antioxidantes notarás, seguro, a los pocos días. Intenta comer además una cantidad sustancial de fibras provenientes de avena, pan integral y frutos secos.

    ¡Muévete! Haz ejercicio

    Si no practicas ejercicio con regularidad es hora de que empieces. No es necesario un gimnasio ni maquinaria específica. Hay un deporte muy olvidado que es una maravilla: Caminar. muévete todos los días, sustituye el transporte por paseos o caminatas. Renueva tu rutina diaria evitando sedentarismo. Tu vida será además mucho menos aburrida. Caminando oxigenas tu mente y generas endorfinas. Serás mucho más feliz.

    Como ves, esta dieta no es nada especial, es sencillamente aplicar el sentido común a tu alimentación diaria y sobre todo poner de tu parte. Mentalización y constancia son las claves del éxito para cambiar un hábito en 21 días.