Dieta Coherente: Qué es y cómo funciona

Descubre la dieta coherente para adelgazar y adoptar más hábitos saludables.

por , il

    Dieta Coherente: Qué es y cómo funciona

    Control emocional y selección de alimentos. Son dos de las premisas básicas de la conocida como dieta coherente, impulsada por la farmacéutica y nutricionista Amil López, autora de ‘Adelgaza con la dieta coherente’, y que parte de la influencia que ejercen las emociones en nuestra relación con la comida. Un buen ejemplo de ello es la tendencia a paliar la ansiedad, tristeza o estrés con la comida, y no solo eso, sino que en estas situaciones se tiende a elegir los alimentos más calóricos y menos saludables. Todo ello nos lleva a un círculo vicioso con un resultado ineludible: el aumento de peso. No solo para eliminar los kilos de más, sino para evitar el temido efecto rebote, la dieta coherente se presenta como un aliado a la hora de perder peso de manera saludable. Una dieta, avalada por la Universidad Alfonso X El Sabio y la Universidad de Vigo, para adelgazar un mínimo de 2 kilos por semana con una dieta.

    ¿En qué consiste?

    La dieta coherente no se ciñe a la pérdida de peso, sino que está encaminada a adquirir hábitos más saludables y, sobre todo, a evitar comer por razones emocionales. Por ello, la creadora de esta dieta recomienda contar siempre con consejo profesional (nutricionista o dietista) a la hora de adelgazar, porque puede que estemos siguiendo unos hábitos que nos hacen engordar sin ser realmente conscientes de ello. Asesoramiento o coaching profesional para resolver todas las dudas sobre la dieta y los alimentos (cuáles son los más saludables, cuáles aparentan solo serlo, por ejemplo) y también para motivarnos a la hora de seguir con la dieta.

    Fases dieta coherente

    La dieta coherente es también una dieta personalizada, y que se desarrolla en varias fases:

    Fase de inducción

    La combinación y distribución de los alimentos es fundamental, así como no saltarse las comidas, empezando por el desayuno que debe ser equilibrado y completo, primando las proteínas, lo que aumentará la sensación de saciedad durante más tiempo. Lo que comemos en el desayuno el organismo lo asimila mucho más rápido, después del ayuno nocturno. Antes de desayunar, tomar un vaso de agua con unas gotas de zumo de limón. Y para cenar, durante esta fase, de primero tomar un caldo depurativo de verduras.

    Qué comer

    Se deben primar los alimentos de temporada y, a ser posible, ecológicos, para aprovechar mejor sus propiedades

    • Verduras, y en concreto las verduras alcalinizantes (coliflor, brócoli).
    • Pescados y mariscos.
    • Fruta (aguacate…)
    • Frutos secos
    • Aceite de oliva.
    • Legumbres
    • Huevos
    • Lácteos y derivados light

    Qué no comer

    • Carnes rojas
    • Bollería y dulces
    • Aceites refinados
    • Refrescos
    • Alcohol

    Fase Coher

    La segunda fase de esta dieta se inicia al cumplir un 90% del objetivo de pérdida de peso, es decir, cuando resta el 10%. Es decir, sería la fase de mantenimiento. A partir de este momento, y no antes, se puede comer de todo, combinando adecuadamente los alimentos para que en cada comida se incluyan proteínas grasas buenas e hidratos de carbono con bajo índice glucémico.

    También te puede interesar: Adelgazar gracias a la psicología: En qué consiste el “margen inconsciente” y toma nota de estos consejos para adelgazar: Tips para hacer una compra dietética.