Dieta de la avena para bajar 4 kilos en 5 días

Una dieta rápida, fácil de seguir y que promete la pérdida de casi un kilo al día. Es la dieta de la avena. ¿En qué consiste?

por , il

    Dieta de la avena para bajar 4 kilos en 5 días

    La dieta de la avena, se basa en el consumo del cereal en su forma integral y es una de las dietas rápidas más eficaces para perder peso en poco tiempo. La dieta de la avena tiene la ventaja de ser muy saciante para el apetito además de aportar un alto nivel de fibra. Si te has subido a la báscula y tienes unos kilitos de más, es hora de pensar en seguir una dieta rápida; hay muchas, por ejemplo, la dieta de la piña o la famosa dieta de la berenjena. Hoy te explicamos esta otra: La dieta de la avena, que te permite bajar 4 kilos en solo 5 días.

    Entre las dietas que prometen perder peso rápido, además de desintoxicarte, está la dieta de la avena. A continuación, te explicaremos cómo hacerla, qué menú seguir, qué beneficios obtienes (además de perder peso) y qué posibles inconvenientes debes considerar antes de empezar.

    Cómo hacer la dieta de la avena

    La dieta de la avena, como su propio nombre indica, tiene en los copos de avena su principal ingrediente. Además, se pueden comer otros alimentos como verduras (espinacas, brócoli, cebollas, espárragos, lechuga, tomates, zanahorias, apio, puerros, calabacín, champiñones, setas, guisantes), frutas (manzana, pera, fresa, frambuesa, platano), queso fresco y nueces.

    La dieta también admite café, leche desnatada, té de hierbas, agua y caldo de verduras. El queso fresco se puede sustituir por yogur desnatado.

    La avena se prepara con una taza de agua o leche desnatada. A continuación, vamos a ver el menú para 5 días de dieta de la avena:

    Primer día de dieta: menú

    • Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada y 4 fresas.
    • A media mañana: Una pieza de fruta o una taza de té.
    • Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada mixta con toamte, brócoli, espárrago, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco.
    • Merienda: Una fruta o taza de té.
    • Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; 2 zanahorias peladas y aderezadas con aceite de oliva. Una manzana cocinada al horno con canela y 2 cucharadas de queso fresco.

    Segundo día de dieta: menú

    • Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada, un plátano o manzana, una taza de café o té sin azúcar.
    • A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
    • Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de tomate, brócoli, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana asada con una cucharada de yogur.
    • Merienda: Una fruta o una taza de té.
    • Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada, una ensalada con espárragos, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana en compota con 2 cucharadas de queso fresco y un yogur desnatado.

    Tercer día de dieta: menú

    • Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada, 6 fresas.
    • A media mañana: Una taza de café sin azúcar.
    • Comida: 3 cuchradas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con tomate, lechuga y espárragos.
    • Merienda: Una fruta o una taza de té.
    • Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con espinacas, aceite de oliva yu una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso.

    Cuarto día de dieta: menú

    • Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; ensalada de frutas con 6 fresas y un plátano.
    • A media mañana: 6 fresas y una taza de caldo de verduras.
    • Comida: 3 cucharadas de avena en agua o leche desnatada; ensalada de verduras con judías verdes, cebolla. Una manzana y 12 avellanas.
    • Merienda: Una fruta y una taza de té.
    • Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de una taza de guisantes verdes y una taza espinacas. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco descremado.

    Quinto día de dieta: menú

    • Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; 1 naranja, 6 fresas.
    • A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
    • Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con guisantes, brócoli y lechuga. Una manzana.
    • Merienda: Una fruta o una taza de té.
    • Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con puerros, apios, lechuga, aciete de oliva y una pizca de sal. Manzana en cómpota con yogur.

    Consejos para hacer la dieta de la avena correctamente

    Ten en cuenta estos consejitos para que tu dieta de la avena tenga los mejores resultados:

    • Planifícala con anterioridad.
    • Como son pocos días de dieta, esfuérzate por evitar compromisos en esos días.
    • Recurre a los copos de avena cada vez que tengas hambre. Te saciarán y evitarán los pequeños ataques de hambre.
    • Complementa el consumo de avena con alimentos sanos, nada de patatas fritas o dulces industriales. Que tus alimentos sean de calidad para que la dieta funcione bien.
    • Toma dos litros de agua al día para evitar irritar el colon.
    • Agrega frutas a tu avena, es delicioso y súper sano.

    Beneficios de la dieta de la avena

    Como decíamos, lo mejor de la dieta de la avena es que no se basa en la eliminación de líquidos, como muchas otras dietas; y por eso mismo, será difícil que vuelvas a coger peso. Por si fuera poco, contribuye a que tengas un vientre plano y tonificado. Los resultados de la dieta de la avena son excelentes y duraderos porque se centra en eliminar los elementos y toxinas sobrantes del organismo. La avena no elimina los carbohidratos que tu cuerpo necesita sino que acaba con las grasas que has ido almacenando (y que tanto cuesta perder).

    Para saber más sobre los beneficios y tener un testimonio de primera mano, mira este vídeo muy interesante:

    Inconvenientes de la dieta de la avena

    Toda dieta restrictiva o cambio en la alimentación, puede tener algunos inconvenientes. Te los contamos a continuación:

    • Como habrás visto en el menú, aporta pocas calorías. Está bien pero puedes sentirte con menos energía. Tienes que controlar bien tu alimentación para esto no pase.
    • Para evitar recibir menos hierro del necesario, se recomienda tomar un suplemento natural. Consulta con tu médico si sueles tener anemia o problemas similares.
    • No comerás pasta, carnes o panes mientras hagas la dieta, así que podrías sentirte algo ansiosa. Sé fuerte para evitar el efecto rebote.
    • Puede ser que necesites apoyo psicológico durante la dieta de la avena. Busca alguien de confianza que te apoye en este sentido o escribe notas en post its para animarte a ti misma. Léelas en los momentos difíciles.