Dieta de la cucharilla de café: Adelgazar comiendo poco y lento

Descubre las claves de la dieta de la cucharilla de café con las que su impulsora llegó a perder más de 60 kilos.

por , il

    Dieta de la cucharilla de café: Adelgazar comiendo poco y lento

    ¿Puede una cucharilla de café convertirse en el mejor aliado para perder peso? En el cajón junto al resto de los cubiertos está el secreto de esta dieta con la que es posible adelgazar comiendo poco y lento. ¿Funciona? Mathilde Broberg, una joven danesa, es la impulsora de esta sencilla dieta con la que asegura haber conseguido perder más de 60 kilos. Una pérdida considerable si tenemos en cuenta que hace apenas cuatro años llegó a pesar 126 kilos. Hoy, con 21 años, es entrenadora personal y modelo de ropa deportiva. Su historia ha hecho que la dieta de la cucharilla de café se convierta en tendencia. Las fotografías publicadas por Broberg en Instagram constatan el increíble cambio de imagen.

    Claves de la dieta

    Una montaña rusa hizo que Mathilde Broberg se replanteara seriamente sus hábitos de alimentación, el principal motivo de su exceso de peso. Tal y como esta joven danesa ha relatado todo cambió el día que no pudo abrocharse el cinturón de seguridad de la montaña rusa. A partir de ahí cambió radicalmente su dieta, apostando por una alimentación sana y reduciendo el contenido en hidratos de carbono simples. Eliminó los dulces, snacks, pastas, patatas fritas y pan. Y, para asegurarse de no pasarse con las calorías, eligió una sencilla cucharilla de café para comer.

    Una dieta que acompañó con la práctica de ejercicio (un mínimo de tres veces a la semana), aumentando su intensidad a medida que ganaba en condición física. En su caso hay que señalar que también se sometió a una reducción de estómago debido a su elevado peso (obesidad mórbida).

    ¿Y en qué consiste exactamente la dieta de la cucharilla de café? Sencillo. En tomar los alimentos (las raciones no deben ser más grandes que el tamaño del puño) con esta cucharilla, con lo que se consigue, por un lado, engañar al cerebro al hacerle creer que toma más cantidad de la que realmente ingerimos. Por otro lado, al utilizar una cucharilla de café se come más despacio, lo que favorece una sensación de saciedad más rápida, lo que también ayuda a ingerir menos cantidad de alimentos.

    También te puede interesar: Infusión de aloe vera para adelgazar: beneficios de la tisana de sábila y toma nota de estos consejos para adelgazar y hacer una compra dietética.

    Viajes y vacaciones