Navidad 2016

Dieta española: Menos calorías y más peso

Dieta española: Menos calorías y más peso

Dieta española: Menos calorías y más peso. La radiografía de nuestros hábitos alimentarias y su incidencia en nuestra salud (informe DRECE) constata que aunque hemos reducido en 250 calorías diarias que ingerimos, ha aumentado la tasa de obesidad y casos de diabetes. El motivo, por una parte, es económico, ya que la crisis también afecta a la cesta de la compra y, en segundo lugar, a la inclusión en la dieta de productos como zumos con exceso de azúcar y refrescos.

por en Calorías, Dieta Equilibrada, Dietas, Obesidad, Alimentación Equilibrada
Última actualización:

    dieta españoles

    Dieta española:Menos calorías y más peso. Es la radiografía de los hábitos alimentarios y la salud de los españoles que, desde hace más de dos décadas, dibuja el estudio DRECE. Una dieta que, pese a haber recortado la ingesta de calorías, también se ha empobrecido, con alimentos de baja calidad (zumos edulcorados, bollería o platos precocinados). Una suma que, en cuestión de salud, se traduce en un aumento preocupante de la prevalencia de la obesidad y de los riesgos de sufrir diabetes o enfermedades cardiovasculares.


    Una dieta poco sana y equilibrada conlleva serios riesgos para nuestra salud y para el desarrollo de enfermedades como la diabetes, la obesidad y los problemas cardiovasculares, responsables de más de cinco millones de ingresos hospitalarios al año. Un riesgo que entre la población española ha aumentado, y ello pese a nuestra dieta se ha reducido en 250 calorías al día en las dos últimas décadas (la medida ronda las 2.542 calorías), tal y como se desprende del último informe DRECE (Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España) en el que han participado, desde 1990, 5.000 personas, más de un centenar de investigadores y profesionales y 52 centros de salud.

    Según este completo estudio, la tasa de obesidad ha crecido cuatros puntos, del 17 al 21%. Una radiografía de nuestros hábitos alimentarios que tampoco pasa por alto la crisis económica y su incidencia en la cesta de la compra, una crisis que se traduce en muchos casos en una dieta menos cuidada y alejada de los hábitos saludables que tiene en la dieta mediterránea su esencia. Así, por ejemplo, hemos reducido los cereales y las legumbres de nuestra dieta y hemos incorporado más zumos y refrescos.

    A esto hay que sumarle que cada vez somos más sedentarios, sobre todo los jóvenes, y dedicamos menos tiempo a practicar algún tipo de actividad física.

    Eso sí, el estudio también arroja algunos datos positivos en cuanto al del denominado colesterol bueno (HLD), sobre todo en la mujeres, un cardioprotector que sitúa a España por detrás de otros países europeos en tasas de mortalidad cardiovascular (16%). La primera causa de muerte precoz en nuestro país sigue siendo el cáncer. Además, también hay que resaltar que, en general, no renunciamos a algunas esencias y alimentos básicos de la dieta mediterránea, como el aceite de oliva. Un estudio que, en definitiva, nos recuerda que la prevención y el cuidado de la alimentación son sinónimos de salud.

    548

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CaloríasDieta EquilibradaDietasObesidadAlimentación Equilibrada

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares