Navidad 2016

Dieta fertilidad: Selenio, vitamina E y ácido fólico

Dieta fertilidad: Selenio, vitamina E y ácido fólico

Dieta fertilidad: Selenio, vitamina E y ácido fólico. Tres nutrientes esenciales a los que se les reconoce un importante papel en la salud reproductiva. Así, por ejemplo, la carencia de ácido fólico puede influir en la calidad de los ovocitos antes de concebir y, durante el embarazo, en el desarrollo del futuro bebé.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Principios Nutritivos, Vitaminas, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Dietas
Última actualización:

    dieta fertilidad mujer

    Dieta fertilidad: Selenio, vitamina E y ácido fólico. Son tres de los nutrientes a los que se reconoce un importante papel en la salud reproductiva, por lo que si estamos pensando en ser madres, conviene revisar lo que comemos y hacerles un hueco en la dieta. Tres nutrientes que, entre otros y como señalan los especialistas, tienen la capacidad de frenar la acción de los radicales libres –la falta de antioxidantes reduce las probabilidades de fecundidad-. Pero no es el único motivo por el que el selenio, la vitamina E y el ácido fólico deben estar presentes en la dieta de la futura madre y, por supuesto, durante el embarazo.


    ¿Estás pensando en ser madre? ¿Sabías que la dieta y determinados nutrientes son un aliado de primera para mejorar la fertilidad? Hablamos, en concreto, de tres nutrientes: selenio, vitamina E y ácido fólico, los cuales como veremos a continuación no solo son un buen aliado antes de concebir sino durante el periodo de gestación.

    Tal y como señalan los especialistas, en el caso de la mujer, una dieta pobre en antioxidantes puede mermar la fertilidad. Los antioxidantes son los encargados de protegernos de los efectos de los radicales libres. Por su parte, la carencia o déficit de ácido fólico se vincula con un incremento de homocisteína lo que, a su vez, puede influir de manera negativa en la calidad y maduración de los ovocitos. Asimismo, el ácido fólico juega un papel esencial durante el embarazo, ya que el déficit de esta vitamina se relaciona con la aparición de defectos o malformaciones en el feto.

    ¿Dónde podemos encontrar estos tres nutrientes? Los alimentos más ricos en folatos son las verduras de hojas verdes, los cereales integrales y las legumbres. En caso de carencia de ácido fólico el médico puede prescribirnos un complemento dietético.

    Los antioxidantes, por su parte, los vamos a encontrar en un buen número de alimentos de la despensa, entre ellos minerales como el selenio y la vitamina E. El aceite de oliva virgen es, sin duda, uno de los alimentos que no puede faltar en toda dieta sana que se precie. De hecho, tal y como han confirmado diferentes estudios, a las virtudes del aceite de oliva hay que sumarle que mejora la fertilidad.

    Junto al aceite, otros alimentos a tener en cuenta son el germen de trigo, aceite de girasol, semillas de sésamo, pipas de girasol, pipas de calabaza, pan integral, arroz, cereales y pasta integral.


    La dieta mediterránea es el perfil dietético más sano y equilibrado. Seguir la dieta mediterránea es apostar por un estilo de vida saludable, empezando por la alimentación. Y el caso de la mujer el patrón dietético es fundamental. La dieta mediterránea, cuyas virtudes son mundialmente reconocidas, es una alternativa sana y equilibrada de cuidarnos antes, durante y después del embarazo. Esta dieta nos va a aportar los nutrientes esenciales, apostando por una mayor presencia de los alimentos vegetales y de productos integrales, los cuales han ido ganando terreno en la pirámide alimentaria. Por su parte, esta dieta también promueve un menor consumo de alimentos procesados y una mayor presencia de pescado en los menús.

    734

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasPrincipios NutritivosVitaminasalimentación sanaBeneficios alimentosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares