Navidad 2016

Dieta mediterránea: Efecto protector del aceite de oliva

Dieta mediterránea: Efecto protector del aceite de oliva

Dieta mediterránea: Efecto protector del aceite de oliva. Es uno de los ingredientes estrella de la que está reconocida como la dieta más sana y equilibrada. Un ingrediente que suma a sus múltiples efectos beneficiosos sobre la salud el ser un buen escudo protector de nuestros huesos, evitando su fragilidad y los riesgos de padecer osteoporosis.

por en Dieta Equilibrada, Dietas, Mediterranea, Principios Nutritivos, Beneficios alimentos, Consejos Dietas, Huesos
Última actualización:

    aceite oliva dieta mediterranea

    Dieta mediterránea: Efecto protector del aceite de oliva. Es uno de los ingredientes estrella en la que está considerada como la dieta más sana y equilibrada, el mejor escudo protector contra los trastornos de salud. De las propiedades beneficiosas del aceite de oliva, hay que destacar su efecto sobre los huesos, a los cuales protege, según los expertos en nutrición, aumentando la concentración de la denominada osteocalcina. Un efecto protector contra trastornos como la osteoporosis, caracterizada precisamente por una fragilidad del esqueleto.


    Tomar aceite de oliva es saludable. No en vano, es uno de los ingredientes estrella de la pirámide de la dieta mediterránea, el mejor patrón dietético no solo para prevenir enfermedades, sino también para evitar problemas de peso. Entre las propiedades reconocidas del aceite de oliva como parte de esta dieta se encuentra, avalada por los expertos y por los estudios de investigación llevados a cabo, su efecto protector de los huesos, cuya fragilidad y pérdida de masa ósea a medida que envejecemos nos hace más vulnerables a padecer osteoporosis, especialmente en el caso de las mujeres. En concreto, el aceite de oliva ayuda a aumentar los niveles de osteocalcina. Un efecto beneficioso que se intuía ya que las cifras de incidencia de osteoporosis en los países de la zona mediterránea es mucho menor que en otros donde no se sigue una dieta rica en frutas, verduras y donde el aceite de oliva es esencial para que nuestra dieta sea lo más equilibrada posible.


    Hay que señalar que el efecto del aceite de oliva sobre la salud de los huesos lleva firma española y se engloba dentro del ensayo clínico Predimed (efectos de la dieta mediterránea en la prevención de la enfermedad cardiovascular), el cual también ha aportado interesantes conclusiones en los últimos años sobre cómo influye la dieta mediterránea en el peso o en el colesterol. Pero no es el único efecto beneficioso, ya que el aceite de oliva también ayuda a la producción de insulina por parte del páncreas y, por tanto, a evitar la diabetes.

    En la formación y desarrollo del hueso, en concreto en la generación del tejido óseo, también intervienen el calcio o la vitamina D (la cual podemos encontrar en el pescado, lácteos o huevos), encargada ésta última de favorecer la absorción intestinal del calcio.


    Fuente extra de beneficios para la salud, el aceite de oliva hace honor a su apelativo de oro líquido. Y es que el aceite de oliva, además de conservar todo las propiedades nutritivas del fruto recogido del olivo, es una fuente extraordinaria de ácido oleico, beneficioso para mantener los niveles de colesterol. Además, es rico en vitamina E, un buen protector de los efectos de los radicales libres.

    El aceite de oliva también favorece la digestión, es un protector y tónico natural de la piel y favorece la absorción del calcio, uno de los minerales esenciales para nuestro organismo. Asimismo, también se le reconocen efectos protectores contra el cáncer, contra las enfermedades del hígado, insuficiencia hepática o problemas de estreñimiento.

    711

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Dieta EquilibradaDietasMediterraneaPrincipios NutritivosBeneficios alimentosConsejos DietasHuesos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares