Dieta nórdica: Dieta sana y kilómetro cero

La dieta nórdica es una dieta sana que te ayuda a perder peso saludablemente. Te contamos cómo hacerla.

por , il

    Dieta nórdica: Dieta sana y kilómetro cero

    La dieta nórdica es un tipo de dieta sana para perder peso, cuya clave es el kilómetro cero, es decir, la apuesta por los alimentos naturales y locales. Te contamos todo sobre la dieta nórdica y cómo hacerla.

    Dieta nórdica: alternativa saludable a la dieta mediterránea

    Como sabes, comer sano es la mejor manera cuidar el peso y la salud, y aunque la dieta mediterránea es uno de los perfiles dietéticos más saludables, existen otras dietas de diferentes zonas geográficas que también se consideran dietas sanas. Un ejemplo es la dieta nórdica, tan saludable como la nuestra.

    La dieta nórdica se suele llamar kilómetro cero, debido a que en su país de origen, Dinamarca, sólo se realiza mediante productos locales, cultivados y adquiridos en Dinamarca, impactando así lo menos posible al medio ambiente.

    productos locales dieta nórdica

    Además, la dieta nórdica cuenta con el aval de los científicos como dieta sana y equilibrada. Un grupo de investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) decidió poner en marcha un estudio para constatar si, efectivamente, la dieta nórdica es tan saludable o más que la mediterránea.

    Para ello, contaron con la colaboración del famoso restaurante Noma, a cargo del chef René Redzepi y reconocido como el mejor del mundo, para crear un menú nórdico, en el que se incluyó, sobre todo, pescado (desde lucio a la parrilla con repollo hasta bacalao al horno con apio).

    Los resultados avalaron los beneficios de la dieta nórdica, ya que aquellos que la siguieron durante seis meses lograron bajar casi 5 kilos de peso. También se comprobó que la dieta nórdica ayuda a controlar los niveles de presión arterial.

    Beneficios dieta nórdica

    beneficios de la dieta nórdica

    La dieta nórdica es más que una dieta saludable. de hecho, se considera que ésta puede ser la explicación -entre otros factores- a la longevidad de los habitantes del norte de Europa. En Escandinavia, por ejemplo, la esperanza de vida en los hombres se sitúa en los 79 años, y en el caso de las mujeres en los 83.

    La dieta nórdica es rica en proteínas, vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos Omega 3, los cuales aportan muchos beneficios a nuestro organismo. Un estudio, dirigido por el profesor Astrup, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca y al frente de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, constata que el pescado es incluso mucho más saludable de lo que pensamos. Por ejemplo, las proteínas tienen la capacidad de acelerar el metabolismo y aportar una mayor sensación de saciedad.

    La dieta nórdica es sinónimo de una alimentación saludable y equilibrada, basada en productos locales frescos y de temporada, sin olvidar la importancia del gusto y el sabor.

    Cómo hacer una dieta nórdica: alimentos

    alimentos dieta nórdica

    Para seguir la dieta nórdica es importante fijarse siempre en la materia prima, alimentos locales y naturales. Estos son los alimentos que no pueden faltar en la dieta nórdica:

    • Verduras y frutas frescas, ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes.
    • Más pescado (principalmente pescados azules ricos en omega 3 y 6, como salmón, atún, arenque…) y menos carne (cuando se consuma, siempre la de mejor calidad, de caza o sin hormonas).
    • Hierbas aromáticas y especias, como el hinojo, la pimienta blanca, perejil o tomillo.
    • Cereales integrales: la base de la alimentación nórdica es la avena, la cebada y el centeno, siempre en su estado integral.
    • Crustáceos: son muy habituales en la dieta nórdica y, consumidos de forma moderada y de buena calidad, se ha demostrado que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.
    • Ensaladas: siempre con diferentes verduras, frutas y frutos secos naturales y de temporada. También se pueden incluir algas, ricas en minerales como el hierro y vitaminas.
    • Bayas y frutos del bosque, como los arándanos, las fresas, las moras o las frambuesas, ricas en vitamina C y antioxidantes.
    • Setas, legumbres, tubérculos y raíces, que aportan minerales, vitaminas e hidratos de carbono complejos, una alternativa sana a las harinas procesadas.

    Y si quieres más información sobre alimentación sana para tener un peso equilibrado, no te pierdas: 10 tips para comer sano y no engordar y estos cursos gratis de nutrición para aprender a comer bien.