Dieta Paleo: Claves para entenderla

Descubre en qué consiste esta famosa dieta basada en la alimentación más básica de nuestros antepasados hace 10.000 años.

por , il

    Las claves para comprender en qué consiste la famosa Dieta Paleo. Según el Doctor Loren Cordain, experto nutricionista a nivel internacional y fundador de esta dieta, el cuerpo humano sufre algunos problemas en la actualidad debidos a los alimentos procesados que consumimos con frecuencia hoy en día, que no sufría hace 10.000 años; por este motivo aboga por la alimentación más básica para la que, según él, nuestros cuerpos están diseñados. Si quieres apuntarte a la alimentación Paleolítica, te contamos en qué consiste y lo que está y no está permitido.

    Hoy en día en nuestra sociedad, problemas como la obesidad entre otras enfermedades crónicas, son más habituales de lo que deberían ser; esto según el Doctor Loren Cordain es debido a que el ser humano ha añadido a su dieta alimentos procedentes de la agricultura como los cereales, productos lácteos, carnes grasas, alimentos salados, azúcares y aceites refinados, para los que nuestro cuerpo no está diseñado.

    Por este motivo y después de 20 años de estudios, Loren Cordain creó la famosa dieta conocida como la Dieta Paleolítica, o Dieta Paleo.

    En qué consiste la Dieta Paleo

    En esta dieta cada persona debe consumir 2.200 calorías, la mitad de origen animal, y la otra mitad de origen vegetal, consumiendo:

    • 33% de proteínas: Deben proceder de carnes magras como la de vacuno, carnes de caza, cerdo, aves, conejo, huevos, pescados y mariscos.
    • 25% de hidratos de carbono: Deben ser de bajo índice glucémico para evitar subidas de insulina, procedentes en su totalidad de frutas y verduras.
    • 42% de grasas: Deben provenir de las semillas de frutos secos, muy buenos para el colesterol entre otros beneficios, aceites como el de oliva o aguacate; además de ingerir la misma cantidad de grasas Omega 3 y Omega 6, procedentes del salmón, caballa, hígado, pollo de corral, semillas de lino, nueces o verduras de hoja verde.

    Alimentos prohibidos

    Las bebidas con gas, culpables habituales de la barriga hinchada, hay que consumirlas con moderación al igual que el café, té o vino; mientras que los alimentos a evitar en su totalidad son los alimentos procesados, productos lácteos, cereales, legumbres, alimentos que contienen sal, carnes grasas, bebidas azucaradas, dulces y azúcares refinados.

    Por supuesto esta dieta necesita ser acompañada de algo de ejercicio, no demasiado intenso como puede ser andar, el ejercicio más natural, subir a casa por las escaleras, etc.

    Si te ha convencido esta dieta anímate a probarla y cuéntanos los resultados que vas notando, seguro que te sorprenderás.