Cómo engordar sanamente y rápido: dieta, menú y alimentos

Si necesitas aumentar unos kilos para tener un peso ideal, te ofrecemos un menú diario muy saludable para engordar rápido.

por , il

    Cómo engordar sanamente y rápido: dieta, menú y alimentos

    Aunque las dietas para adelgazar están a la orden del día, también existe el caso contrario. Personas que quieren aumentar de peso para verse mucho más favorecidas ya que tienen tendencia a ser demasiado delgadas o acaban de pasar por un proceso físico o psicológico en su vida que ha hecho que adelgacen más de la cuenta. Sin embargo, engordar no es es tan fácil como parece, sobre todo si queremos hacerlo de manera saludable. Por eso queremos ofreceros las claves para engordar y conseguir el peso ideal de forma sana y equilibrada.

    Una dieta para engordar no consiste en comer siempre lo que se quiera y sin ningún control de lo que nuestro estómago ingiere. De hecho, hay que seguir unas pautas y llevar a cabo una alimentación equilibrada y ordenada que incluya alimentos que nos ayuden a engordar de manera saludable.

    Cómo aumentar de peso de forma sana

    En primer lugar, es muy importante conocer cómo funciona nuestro organismo, ya que el tipo de metabolismo influye en el modo en el que nuestro cuerpo consume las calorías que ingerimos.

    Además, es recomendable si quieres aumentar de peso, realizar cinco comidas al día y practicar ejercicio para aumentar masa muscular, eliminar el estrés y dormir adecuadamente para ganar masa muscular, además de seguir un menú adecuado con alimentos ricos en proteínas, grasas buenas e hidratos de carbono integrales, sin olvidar las vitaminas y minerales.

    Menú para engordar de forma saludable

    Desayuno completo para engordar

    Un café sólo o con leche, un zumo y tostadas integrales untadas con mantequilla y mermelada, miel o azúcar.

    También puedes incluir en tus desayunos leche con cereales (preferiblemente cereales integrales), una o dos piezas de fruta, un yogur natural con miel o azúcar, huevos revueltos con jamón o un batido de frutas y avena integral.

    Media mañana

    Recuerda tomar algo a media mañana, como un pan tumaca con jamón serrano, un poco de queso y algo de fruta.

    Comida (siempre con una pieza de pan integral)

    Haz comidas con varios tiempos, al menos primer plato y segundo plato más postre:

    • Primer plato: Un plato de pasta con salsa de tomate natural, una ensalada con aguacate, aceitunas y bonito aderezada con aceite de oliva, puré o crema de verduras, puré de patatas, sopa o un plato de lentejas.
    • Segundo plato: Albóndigas, huevos rellenos, pollo guisado, pescado al horno o con salsa o carne con patatas… Cualquier plato proteico te ayudará a engordar. Un truco para engordar es añadir un trozo de queso en cada comida. Intenta no pasarte con los fritos, porque aunque engorden no son nada saludables.
    • Postre: no te tienes que privar de un buen postre, pero tampoco eso significa que todos los días comas bollería procesada o postres excesivamente insalubres. Por ello, prueba a hacer bollos en casa con harinas integrales o natillas caseras. Tu cuerpo te lo agradecerá a largo plazo.

    Merienda ¡no te la saltes!

    Requesón con miel y frutos secos, yogur con frutos rojos, un bocadillo pequeño de queso o paté, plátanos u otras frutas con chocolate fundido. ¡Delicioso!

    Cenas sanas que engordan

    Ninguna dieta recomienda cenas pesadas, pero si deseas engordar puedes incluir algunos alimentos más fuertes por la noche, aunque no te excedas en las cantidades. Puedes añadir algún frito en la cena pero no diariamente si no quieres tener problemas cardiovasculares a la larga. Además, una vez que estés en tu peso, lo ideal es que evites los alimentos fritos lo más posible. Y siempre es bueno tratar que todos los alimentos sean naturales y evitar los procesados.

    Pollo frito, huevos fritos, tortilla de patata, arroz con verduras o atún, pescado al horno con patatas, un filete con patatas o una ensalada con verduras verdes, queso y huevo duro. Procura variar los platos para que no coincidan con la comida y que comas de forma variada y equilibrada incluyendo siempre una ración de verduras en cada plato.

    De postre puedes comer frutas como plátanos, fresas, kiwis, peras… o un yogur natural con miel o azúcar, una cuajada con miel o un flan.

    Ya sabes, la idea es que engordes, pero comiendo saludable, sin que a la larga pueda perjudicar tu salud. ¡A por ello!

    También te puede interesar: Dieta para aumentar la masa muscular y no engordar en el intento y Cursos gratis de nutrición para aprender a comer bien