Dieta sana: Consejos filosóficos para una dieta sana

Filosofía y comida se aúnan para hacernos más fácil seguir una dieta sana, clave si queremos gozar de una buena salud y un peso adecuado.

por , il

    Dieta sana: Consejos filosóficos para una dieta sana

    Seguir una dieta sana es una premisa clave, o como dijo Hipócrates, “haz de tu alimentación tu mejor medicina”. Pero en la práctica hay alimentos que son una tentación y momentos en los que recurrimos a ellos por razones bien distintas al hambre.

    Para que mantener una dieta sana no suponga un esfuerzo añadido, sino un extra de energía y vitalidad para mejorar nuestro bienestar, anota estos consejos filosóficos que nos recuerdan que “somos lo que comemos”, frase que escribió para la posteridad el filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach. Es momento de reflexionar sobre lo que comes y cómo lo comes.

    Pensamientos filosóficos sobre alimentación

    Desde Aristóteles, Sócrates a Santo Tomás de Aquino y Nietzsche, la moderación o templanza ha sido considerada una virtud, justo medio o el equilibrio que la definió Aristóteles, y extensiva a todos los aspectos y hábitos de la vida, y eso incluye la alimentación.

    Moderación para disfrutar en la mesa a la hora de comer, apostando por los alimentos más ricos en nutrientes, pero sin renunciar a un capricho saludable de vez en cuando para que la dieta no se vuelva monótona. “Hay que comer para vivir y no vivir para comer”, en palabras del dramaturgo francés Molière.

    dieta sana cesta fresas 48x48

    Filosofía para comer bien

    “El desear estar bien es una parte de lograr estar bien”. Palabras del filósofo Seneca, quien también reflexionó sobre los excesos. “La abundancia de alimentos entorpece la inteligencia”, dijo”.

    “No empieces una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre”. Seguir una dieta sana es la mejor manera de cuidar el peso y la salud, y el sentirnos mejor es el estímulo para no cometer excesos.

    Poner los cinco sentidos en el alimento, centrar la atención en el acto de comer, masticar, notar su sabor, su textura, para descubrir que “los placeres son como los alimentos: los más simples son los que menos cansan”, frase del novelista, poeta y gastrónomo Álvaro Cunqueiro.

    Decía el filósofo chino Lao Tse que “diez gramos de prevención equivalen a un kilogramo de curación”, y no hay mejor prevención de la salud que comer bien, con la dieta mediterránea como uno de los perfiles dietéticos más saludables.

    Y un último pensamiento filosófico para empezar a cuidar la alimentación desde hoy mismo, de Francis Bacon, “un cuerpo sano es un recinto para el alma; uno enfermo, una prisión”.

    También te puede interesar: Cómo adelgazar: Verdades y mentiras de las dietas para perder peso y descubre cómo adelgazar gracias a la psicología: En qué consiste el ‘margen inconsciente’.